Un nuevo caso eleva a cinco los afectados por el octavo brote de legionela en Alcoi

Cuatro personas permanecen hospitalizadas en el Hospital Virgen de los Lirios

El brote de legionela de Alcoi afecta ya a cinco personas. La Consejería de Sanidad confirmó ayer el último contagio, un varón de 47 años, que ingresó el viernes en el Hospital Virgen de los Lirios de Alcoi con los síntomas de la Legionela neumophila y que desde entonces estaba a la espera de los análisis. Con este caso, hay cuatro personas hospitalizadas, tres varones de 38, 47 y 78 años, y una mujer de 79, ya que una mujer de 77 recibió el alta médica el jueves.

La Consejería de Sanidad no descarta la aparición de nuevos casos, mientras que entre la población ha trascendido que al menos tres personas más están a la espera de los resultados de sus análisis y que podrían elevar a ocho el número de afectados por este último brote, el octavo que padece Alcoi desde septiembre de 1999 y que en este tiempo ha provocado 290 contagios.

Un experto apunta al aumento de las temperaturas como la principal causa de este último brote. El catedrático de Educación Sanitaria de la Universidad Complutense de Madrid, Jesús Sánchez Martos, considera que la llegada del buen tiempo ha obligado a poner en marcha equipos de refrigeración que no han funcionado en todo el invierno, lo que explicaría que no aparecieran casos hasta la fecha desde el pasado mes de diciembre. "La legionela es una bacteria que vive en las torres de refrigeración, por lo que es importante respetar los controles y limpieza antes de ponerlos en marcha con la llegada del buen tiempo", insistió. Sánchez Martos no escondió su extrañeza por la reiteración en los brotes de legionela en Alcoi y consideró que las sanciones deberían ser más duras. "Si realmente por no limpiar las torres las multas son de 6.000 euros y limpiarlas cuesta más la picaresca hace que no la limpien". Reclamó a las autoridades mayor dureza en el cumplimento de las leyes para evitar los brotes. La falta de contundencia a la hora de sancionar a las empresas donde se ha detectado el origen de los contagios o a las que no han seguido el decreto de prevención de la bacteria confirman las tesis del catedrático. Desde que se detectó la proliferación de brotes en la ciudad no se ha aplicado ninguna sanción a pesar de que las autoridades locales han detectado incumplimientos por parte de algunas empresas. En la actualidad están en fase de tramitación ocho expedientes sancionadores, dos de ellos de carácter grave, y que podrían acarrear a los responsables el pago de 3.000 euros, según anunció en viernes en Alcoi el consejero de Sanidad, Serafín Castellano.

Mientras, el candidato socialista a la Generalitat, Joan Ignasi Pla, señaló ayer que el de la legionela en Alcoi es "un problema estructural" que "no se ha abordado de manera seria". Pla se comprometió a incentivar la vigilancia y la prevención, así como la puesta en marcha del "mayor numero de medios posibles" para atajar el problema, en caso de que acceda al Gobierno.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción