Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA TRANSICIÓN EN IRAK | Los horrores del régimen

Tarek Aziz, el viceprimer ministro iraquí, se entrega a las tropas estadounidenses

EE UU ya ha capturado a 12 de los 55 dirigentes iraquíes más buscados

Tarek Aziz, antiguo Ministro de Exteriores y vice primer ministro del régimen iraquí, está desde anoche bajo custodia de EEUU. La Casa Blanca confirmó de madrugada la detención de Aziz, que ha sido durante más de una década la cara visible del régimen y el único miembro del Gobierno de Sadam Husein con relativa estatura diplomática. Aziz es el primer alto responsable del régimen capturado hasta ahora. De la lista de 55 dirigentes hay detenidos otros 12.

"Está bajo nuestra custodia", dijo un alto cargo del Gobierno estadounidense preguntado sobre Tarek Aziz. Oficialmente, nadie en el Gobierno de EE UU había confirmado la detención del político iraquí al cierre de esta edición.

Cuando el helicóptero de George W. Bush llegó a la Casa Blanca al regreso de una gira de mítines políticos, un periodista lanzó al presidente una pregunta sobre la detención de Aziz; Bush no se paró a responder pero sonrió y alzó los pulgares con el puño cerrado como confirmación de la captura.

Según informaba la cadena ABC a última hora de ayer, Aziz no fue detenido: se entregó voluntariamente después de negociar su rendición a través de un intermediario. Aziz puede haber logrado algunas condiciones a cambio de su rendición y, quizá, a cambio de información veraz sobre el paradero de Sadam Husein.

Las últimas informaciones sobre Tarek Aziz todavía le situaban en Bagdad en la víspera de la llegada de las tropas de EE UU. Cuando comenzó la guerra, Aziz tuvo que montar una rueda de prensa en la capital iraquí para desmentir los rumores sobre su muerte.

Aziz, con sus eternas gafas de montura gruesa, era junto a Sadam el icono del antiguo régimen, especialmente como portavoz de su Gobierno y negociador único en la primera Guerra del Golfo. Fumador incontinente de puros, su mérito más legendario es haberse mantenido como consejero presidencial durante más de 20 años junto a un presidente acostumbrado a cesar o ejecutar a los políticos caídos en desgracia. Además, Aziz era de los pocos cristianos en un Gobierno suní y de los pocos miembros de esa administración no vinculados al presidente por lazos familiares. En los últimos años había sido apartado paulatinamente del poder y había endurecido su discurso hacia el mundo occidental.

La pérdida de poder de Aziz en el entorno cercano al ex presidente queda reflejada en su numeración en la "baraja de malos" distribuida por las tropas de EEUU: el antiguo primer ministro ocupaba el lugar 43 en el orden de los 55 más buscados. Aziz es la detención número 12; otros 3 individuos de la baraja se dan por muertos.

Otro miembro del Gobierno estadounidense declaró: "Fue una figura prominente del Gobierno iraquí durante mucho tiempo. Estuvo muy cercano a Sadam durante muchos años".

La Casa Blanca confía en que la detención, a pesar del escaso valor político que tenía Aziz en los últimos años, permita avanzar en la búsqueda del supuesto arsenal de armas de destrucción masiva: "Puede que no sepa dónde están escondidas exactamente las armas, pero probablemente tiene un conocimiento general sobre el programa de fabricación de armas de destrucción masiva", dijo una fuente oficial, dando por hecho que las armas existen, lo cual está todavía por demostrar.

La escasa información facilitada anoche por el Pentágono no especificaba en qué lugar se encuentra detenido. El Departamento de Defensa anunció un comunicado del Mando Central de la operación militar en Qatar para confirmar la detención de Aziz.

Si Tarek Aziz se encontraba todavía en Irak al entregarse, cobra fuerza la teoría expresada ayer por el Secretario británico de Defensa, Geoff Hoon, que mostró su seguridad en que Sadam Husein se encuentra todavía en el interior del territorio de su país.

En la madrugada del jueves, otras cuatro detenciones habían elevado a 11 los jerarcas del derrocado régimen de Sadam Husein que han caído en poder de las fuerzas estadounidenses. De estos cuatro detenidos, tres forman parte de la lista elaborada por el Pentágono de los hombres más buscados por EE UU y que está representada en forma de baraja de póquer.

De entre ellos destaca Muzahim Sa'b Hasan al Tikriti, comandante en jefe de la Fuerza de Defensa Aérea y el número 10 en la baraja divulgada por el Pentágono. El Mando Central de EE UU no aportó detalles de la detención de Muzahim Sa'b Hasan.

Otro de los detenidos es Zuhayr Talib Abd al Sattar al Naqib, máximo responsable del espionaje militar, que figuraba en el puesto 21 de la baraja del Pentágono. Fuentes militares estadounidenses indicaron que Zuhayr Talib, un militar profesional, se entregó de forma voluntaria a las fuerzas que ocupan Bagdad. El Mando Central de EE UU señaló que también está bajo su custodia Muhamad Mahdi al Salih, ministro de Comercio y número 48 de la lista.

Uno de los detenidos ayer y que no figura en la lista de la baraja con los más buscados es Salim Said Kalaj al Yumayli, ex jefe del Departamento para EE UU del Servicio de Inteligencia iraquí, detenido por las fuerzas especiales de Estados Unidos en la capital iraquí, señaló el Mando Central. "Se sospecha que está en conocimiento de las actividades de espionaje iraquí en Estados Unidos, incluyendo los nombres de personas que espían para Irak", dijo el Mando Central. No hay una tónica constante en la manera como han sido detenidos. Algunos se rindieron, otros fueron capturados y otros, que habían huido a Siria, se entregaron convencidos por el Congreso Nacional Iraquí (CNI), el principal grupo de la oposición, para que regresaran y se entregaran.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de abril de 2003