Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Prohibido esquiar en Larra-Belagua

El esquí organizado en el Pirineo navarro, amenazado por la decisión del Ayuntamiento de Isaba y la legislación

Se acabó el esquí organizado en Navarra; más concretamente en Larra-Belagua. Al menos el escolar, que durante las semanas blancas ha acercado a la nieve durante dos décadas a miles de escolares navarros y de otras comunidades limítrofes y ha servido para que muchos alumnos dieran sus primeros pasos en este deporte.

Una de las últimas decisiones del Parlamento de Navarra antes de su reciente disolución fue la de rechazar un proyecto promovido por los siete municipios del Valle de Roncal para construir unas nuevas instalaciones de esquí en lo alto del valle pirenáico de Belagua. Una inversión de tres millones de euros.

Los municipios, así como UPN y CDN, querían construir dos nuevos refugios, ampliar aparcamientos y aumentar las pistas de esquí de fondo que cada temporada atraen a miles de personas y dan empleo temporal directo a sesenta vecinos del valle y negocio a trece establecimientos hoteleros. Pero para ello había que recortar en 140 hectáreas el área protegida de la reserva natural de Larra, un ecosistema muy delicado y valioso. Y el Parlamento foral no lo aceptó.

El rechazo a ampliar las instalaciones precedió al veto municipal al esquí

Era el 27 de marzo. Veinticuatro horas más tarde, el Ayuntamiento de Isaba prohibió la práctica del esquí organizado en la zona, aduciendo la falta de una regulación legal que lo autorizara. Casi 300 niños de seis colegios navarros vieron anulada repentinamente su semana blanca, la última que se iba a celebrar este año, y la conmoción inicial condujo después a una confusa situación en la que el Gobierno navarro se ha visto obligado a servir de mediador.

Como resultado de la mediación, los afectados serán recompensados con una semana verde en el Señorío de Bértiz, en Baztán, y prácticas de naturaleza a celebrar en Isaba en fecha no determinada. Casi todos los colegios han aceptado. Pero el pacto escolar no disipa las dudas sobre la situación jurídica que regula el esquí organizado en el Pirineo navarro.

¿Se puede esquiar en la zina de Larra-Belagua? ¿Lo permite la ley?

La asociación Ekologistak Martxan asegura que la Ley de Espacios Naturales de 1996, cuya modificación no permitió el Parlamento navarro, autoriza la práctica del deporte blanco. Para ello, los ecologistas recuerdan que en artículo 18 del citado texto legal, al hablar de las zonas periféricas de protección en las que se ubican las pistas de la discordia (El Ferial, Eskilzarra, Bortuzko, Zampori), señala que "podrá autorizarse la práctica de deportes que el plan de uso y gestión del espacio natural considere compatibles con la protección del espacio natural".

Los ecologistas consideran que la prohibición ha sido sólo una venganza de los municipios del valle por la negativa a permitir la construcción del centro de esquí nórdico. "Para legalizar la práctica organizada del esquí sólo sería necesario pedir autorización al departamento de Medio Ambiente", señalan.

No lo ven así ni los alcaldes ni los miembros de la Escuela de Esquí de Roncal, que se han manifestado en Pamplona y que reiteran que un decreto foral de 1998 sobre planes de uso de las reservas naturales cambió la permisiva normativa de 1993 y prohíbe desde entonces esquiar organizadamente en Belagua, acampar y realizar cursillos en la zona, concretamente en la pista de La Contienda, la más alta y la única que se adentra en la propia reserva natural de Larra, así como en las restantes pistas, según informes jurídico en poder de la Junta del Valle del Roncal.

A pesar de esa legislación, nadie protestó en los siguientes cinco años por el mantenimiento de la semana blanca. El propio consejero de Medio Ambiente del Gobierno navarro, Javier Marcotegui, ha reconocido que "se consintió" el esquí organizado "para no romper una práctica habitual".

¿Habrá semana blanca el próximo año? Isaba asegura que sólo una negociación para retomar el proyecto de esquí nórdico y cambiar la ley posibilitará que miles de escolares descubran por primera vez en su vida el placer de deslizarse por la nieve pirenaica. Los nuevos ayuntamientos y el nuevo Parlamento navarro que surjan de las elecciones del 25 mayo próximo tendrán la palabra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de abril de 2003