El filósofo Jean-Luc Nancy reflexiona sobre el significado del cuerpo

El filósofo francés Jean-Luc Nancy sostenía esta semana en Madrid que el cuerpo es un pensamiento, "es una idea de poder, de belleza, de moda". Sobre ello profundiza en El cuerpo, una obra editada en Francia en 2000 y que Arena Libros publica ahora en España. Nancy, seguidor de Maurice Blanchot, considera que, aunque el cuerpo no es visto ya como pecado, es "nuestra angustia puesta al desnudo".

"En la percepción del cuerpo actual hay un cambio respecto al pensamiento griego que, aunque rendía culto al cuerpo, a través de la danza, la gimnasia..., éste se veía como el reflejo del alma", afirmó Nancy. "Y en la moral estoica, romana y cristiana se concibió como lugar de pecado", explicó. "¿No nos habremos inventado el cielo con el solo fin de hacer que los cuerpos no decaigan?", se pregunta en el libro este profesor de Filosofía en la Universidad de Estrasburgo.

"La idea de pecado se vacía en el siglo XIX, y el cuerpo ganó terreno al alma. Esto coincide con los primeros baños de la gente en el mar, la reinstauración de los Juegos Olímpicos...", enumeró. "Hoy, la obsesión por el cuerpo es ambigua. Se quiere un cuerpo bonito pero útil, como el que nos muestran las revistas". "El cuerpo es hoy un pensamiento. Por eso las top models son una idea de altura, de peso... Y ahora la maternidad ha pasado a ser un valor. Estar embarazada se ve bonito", razona. "Y esa fascinación por el cuerpo se observa en los jóvenes, en sus piercing, sus cortes de pelo, sus perillas...".

Nancy mantuvo una larga relación espistolar con el filósofo francés Maurice Blanchot, fallecido el mes pasado. Discutían acerca de sus visiones éticas y políticas, sobre la relación entre el poder, la comunidad y el individuo. Arena editó hace dos años La comunidad desobrada, una obra con la que Nancy daba respuesta a La comunidad inconfesable, de Blanchot. "Nunca le conocí. En 30 años, Blanchot tan sólo recibía a una mujer que le mantenía en contacto con nosotros, pero cuando supe de su muerte sentí su presencia muy cerca de mí".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 12 de marzo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50