Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez rechaza la declaración de un testigo protegido en el 'caso Renfe'

El titular del juzgado de instrucción número 1 de Castellón, el decano Horacio Badenes, ha rechazado tomar declaración a un testigo protegido en el caso de la querella que los concejales del grupo municipal socialista han interpuesto contra el alcalde de la capital de La Plana, José Luis Gimeno, y contra Luis Batalla, administrador de Lubasa, por la operación urbanística de los terrenos de la antigua estación de Renfe. La acusación solicitó al juez que escuchara la declaración de una persona, sin que constara su identidad, petición que el letrado ha desestimado al considerar que no se ha acreditado un peligro para su seguridad física. De esta manera, Badenes hace suyo el informe de la fiscal que, igualmente, desatendía la solicitud de la acusación al desestimar la necesidad de la citada protección. Fuentes del grupo municipal socialista han lamentado esta decisión judicial porque, según consideran, "durante esta fase, no se han de poner barreras y se ha de investigar hasta el fondo". Además, han querido destacar que, a su entender, el testigo hubiera aportado datos "importantes" para la instrucción de la causa por los presuntos delitos de tráfico de influencias, prevaricación y falsificación de documento público. El letrado de la acusación dará mañana respuesta al letrado de Batalla que ha solicitado el sobreseimiento de la causa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de marzo de 2003