Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maite Larrauri explica en un libro las reflexiones de Simone Weil sobre la guerra

Entrar en el mundo de la filosofía sin miedos ni prejuicios; ésta es la invitación que realiza la filósofa Maite Larrauri a los lectores con la colección Filosofía para profanos, de la que Tándem Edicions acaba de publicar en castellano y catalán los volúmenes dedicados a Hannah Arendt y sus ideas sobre la libertad, y a las reflexiones de Simone Weil sobre la guerra (La guerra según Simone Weil). Un volumen que, de forma casual, aparece dentro de la colección justo en un momento en que un nuevo conflicto bélico inquieta al planeta. "No hay ninguna intención de explicarlo todo acerca de los autores", dice Larrauri, que considera que su labor consiste en "llevar de la mano al filósofo hacia el lector, y que éste pierda el miedo a esa filosofía encerrada en academias". Para la autora, lo esencial es que la obra resulte "fácil de leer. Aunque en ningún momento me planteo bajar el nivel, sólo busco la simplicidad en los elementos", dice Larrauri, que confía en que el lector "haga suyas las ideas defendidas por estos filósofos".

Simone Weil (París, 1909-Londres, 1943) es una filósofa "inclasiflicable", para Larrauri. Una autora que fascina por su propia biografía y por cómo vincula sus ideas filosóficas a sus vivencias. La filósofa judía vivió las dos guerras mundiales. Murió con tan sólo 34 años a causa de su debilidad tras luchar con la Resistencia francesa en la Segunda Guerra Mundial, en la columna de Durruti durante la Guerra Civil española, y de trabajar como maestra o como obrera de la Renault. De todas estas experiencias, según Larrauri, Weil extrajo conclusiones como que lo que verdaderamente arriesga el ser humano en las guerras es la forma en que uno se imagina a sí mismo.

Filosofía con ilustraciones

"Quiero demostrar que la filosofía no le interesa sólo al filósofo", dice Larrauri sobre estos libros que cuentan con las ilustraciones del dibujante de cómic Max. Simplicidad en los conceptos -"que no en las formas"- y la introducción de las ilustraciones son los elementos con los que juega esta edición para hacer comprensible las ideas de estos filósofos.

La colección comenzó hace dos años con los libros El deseo según Gilles Deleuze y La sexualidad según Michel Foucault. Tándem prevé para los próximos años la publicación simultánea en castellano y catalán de El cuerpo según Espinoza, El superhombre según Nietzsche, El amor según Platón, La amistad según Séneca, La creación según Bergson, y un volumen final dedicado a Lucrecio, "aunque aún no decidí qué aspecto de su obra analizar", indica Larrauri. "Selecciono los filósofos que llevo en el corazón y focalizo un libro en un concepto paradigmático dentro de la obra de ese autor", dice la filósofa, que trabaja como profesora en un instituto valenciano. Larrauri se formó en la Universidad de Valencia, amplió sus estudios en París, donde recibió cursos de Gilles Deleuze y de Michel Foucault, en cuyos archivos trabajó en la década de 1980.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de marzo de 2003