Una mujer muere en Almería por un brote de sarampión

Una mujer de 33 años, que estaba ingresada en el hospital Torrecárdenas de Almería infectada por el virus del sarampión, falleció ayer tras sufrir una complicación con una neumonitis (pulmonía). El delegado en Almería de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, Manuel Lucas, confirmó que "la mujer sufrió una complicación muy grave, que es bastante raro que se produzca, pero que le provocó la muerte". Esta persona era una de las afectadas por el brote de sarampión declarado hace un par de semanas en Almería y del que se han detectado ya 70 posibles casos con pacientes que presentan exantemas (erupciones de la piel), fiebre y mucosidad. De todos esos, 18 están completamente confirmados por pruebas realizadas en laboratorios.

En el momento en el que se detectó la existencia de ese brote de sarampión, la Delegación de Salud emprendió una campaña de vacunación y alertó a todos los centros sanitarios de la ciudad, para que estuvieran preparados con el fin de atender a todas las personas que no hayan padecido esa enfermedad y quieran vacunarse como modo de prevención.

Manuel Lucas insistió ayer en la conveniencia de ponerse la vacuna. El llamamiento que realizó a la población almeriense iba dirigido, de modo especial, a todos aquellos ciudadanos menores de 35 años que no hayan pasado la enfermedad.

Lucas confirmó que la mayor parte de los casos se han detectado en personas con una edad comprendida entre los 20 y los 35 años. Según explicó, ha afectado más a estas personas porque "esta franja de población no está, por lo general, vacunada contra esa enfermedad, ya que cuando tuvieron la edad en la que se suele poner la vacuna, el sarampión no estaba incluido dentro del calendario de prevención". La Delegación de Salud cuenta en estos momentos con unas 5.000 dosis de vacunas contra el sarampión a disposición de los ciudadanos de Almería. Según los datos aportados ayer por Manuel Lucas, "hasta la fecha se han vacunado ya unas 1.300 personas".

Población de riesgo

Lucas calcula que, en estos momentos, la cifra de población de riesgo se sitúa en unas 4.000 personas menores de 35 años, que no han pasado la enfermedad y tampoco están vacunadas. En cuanto a los más pequeños, Manuel Lucas afirmó: "En Almería tenemos una cifra de vacunación de los niños del 97%, lo que nos sitúa entre las más altas de Andalucía".

El 65% de los casos detectados se localiza en la capital almeriense. El resto se ha registrado en los municipios de Roquetas de Mar, situado a 18 kilómetros de la capital, y Adra, que dista 51 kilómetros de la ciudad.

El virus del sarampión tarda aproximadamente unas dos semanas en incubarse y es una enfermedad que se puede transmitir con cierta rapidez, ya que un simple estornudo de una persona infectada sirve como vía de contagio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de febrero de 2003.

Lo más visto en...

Top 50