El juez bloquea las cuentas de Egunkaria y ordena revisar los ingresos desde su fundación

La defensa plantea un 'habeas corpus' para uno de los detenidos que intentó suicidarse

El juez Juan del Olmo ha ordenado el bloqueo de todas las cuentas del diario Euskaldunon Egunkaria, de su sociedad editora y de otras entidades relacionadas con ella, así como las de los 10 detenidos el pasado viernes, la mayoría de los cuales, tras permanecer incomunicados y declarar con abogado de oficio, ingresó anoche en prisión preventiva. Mientras tanto, uno de los letrados de la defensa presentó ayer un habeas corpus tras conocer que Pedro Zubiría había protagonizado el pasado sábado un intento de suicidio en el hospital, donde había sido trasladado por presentar un cuadro de ansiedad.

Más información

Zubiría había sido trasladado el sábado al hospital por encontrarse indispuesto, pero por la noche, mientras los guardias le custodiaban desde el exterior de la habitación, el detenido intentó ahorcarse con la funda de una almohada. Zubiría padece una enfermedad degenerativa, pero fuentes de la Audiencia Nacional aseguran que ese extremo no tiene relación con lo ocurrido.

Cuando fue descubierto, Zubiría fue reanimado y trasladado a la UCI. En la actualidad se encuentra fuera de peligro.

Ayer, a las nueve de la noche, y cuando sólo habían sido interrogados tres de los detenidos, una comisión judicial integrada por el juez, el fiscal, el forense y dos funcionarios, acompañados del letrado de oficio, acudieron al hospital Gregorio Marañón para legalizar la situación de Zubiría y tomarle declaración antes de decidir sobre el mantenimiento de su situación. El magistrado tenía previsto continuar con las declaraciones de los restantes detenidos a lo largo de la noche.

Aunque el juez no anticipó el sentido de su resolución, fuentes de la Audiencia Nacional daban por seguro que a lo largo de la noche el magistrado decretaría el auto de ingreso en prisión de la mayoría de los detenidos.

Cajas de seguridad

El juez Del Olmo ha adoptado una serie de medidas que, a su entender, "afectan y restringen de modo justificado, razonable y proporcionado la esfera íntima de las personas físicas y jurídicas investigadas, así como su ámbito de privacidad". El magistrado aprecia la necesidad de las medidas cautelares adoptadas y señala: "no existe otra medida que facilite la obtención de la información que se intenta lograr, ni que asegure que los bienes provenientes de la presunta actividad delictiva queden a disposición judicial".

Destaca también que la actividad delictiva investigada es grave, puesto que se trata de terrorismo, y también lo son las circunstancias que concurren, pues se trata del "entramado económico de la organización terrorista ETA", es decir hechos delictivos de gran repercusión social.

Así, el juez ordena a la Asociación Española de Banca, a la Confederación Española de Cajas de Ahorros y a la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito el "bloqueo inmediato de todos los activos existentes, participados en cualquier porcentaje o propiedad" de Egunkaria SA, Egunkaria Sortzen SL, Egunkaria Sortzen Kultur Elkartea, de los 10 detenidos el pasado jueves tras el cierre del diario Euskaldunon Egunkaria, del presidente de honor del rotativo, Martín Ugalde, y de dos directivos ya fallecidos, José Miguel Zumalabe y José Fermín Jaca.

Los 10 detenidos son: Joan Mari Torrealdai Nabea, José María Auzmendi Larrarte, Luis Goya Urrutia, Ignacio María Uría Manterola, Peio Zubiria Camino, Martxelo Otamendi Egiguren, Javier Oleaga Arondo, Fermín Lazkano, Francisco Javier Alegria y María Inmaculada Gomila Carro.

El juez bloquea también las cuentas que tengan en la Caja Laboral Popular y reclama de esta entidad "los movimientos de las cuentas y los activos bancarios que posean o hayan poseído".

También requiere información a los directores de las Haciendas Forales del País Vasco y avisa a varios registradores de la propiedad y a la Dirección General de Tráfico para que impidan la transmisión o enajenación de bienes o el traspaso de vehículos.

Igualmente se ha adoptado una serie de medidas para controlar el dominio Egunkaria.com, a través del cual se editaba la versión digital del periódico clausurado.

En medios jurídicos ha llamado la atención las medidas de clausura y bloqueo de cuentas adoptadas por el juez con respecto a Egunkaria Sortzen Kultur Elkartea, toda vez que en el propio auto se señala que "no se tienen datos suficientes para la determinación de una implicación directa". No obstante, se señala que la asociación fue creada en la misma fecha y con el mismo domicilio que Egunkaria Sortzen SL -que intervino "de forma directa e irregular" en la creación del diario- y ese hecho, unido a "su propio nombre, apunta a una vinculación más importante". Aunque concluye que "visitada la dirección citada, no se ha encontrado nada que tenga que ver con la asociación ni con la sociedad".

Denuncia al Consejo

El abogado Iñigo Iruin, que lleva la defensa de dos de los detenidos, denunció ayer al juez Del Olmo ante el Consejo General del Poder Judicial, por haber presuntamente pactado con el Ministerio del Interior la nota de prensa que fue facilitada a los medios informativos para dar cuenta del desarrollo de la operación. El letrado considera que la conducta del magistrado podría ser considerada como falta disciplinaria muy grave.

El ministro del Interior, Ángel Acebes, negó ayer la existencia de pacto en el comunicado de prensa. Señaló que su departamento se había limitado a poner en conocimiento del juez Del Olmo el comunicado para asegurarse de que no afectaba a la investigación ni vulneraba el secreto del sumario.

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, había manifestado el jueves y el viernes que la nota había sido consensuada.

El sector progresista, minoritario en el Consejo General del Poder Judicial, ha anunciado su intención de pedir que se investiguen los hechos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de febrero de 2003.

Lo más visto en...

Top 50