Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El invierno más frío en 18 años baja 10 grados las temperaturas medias

El frío que azota a la Comunidad Valenciana este año ha hecho de los meses de enero y febrero los más fríos desde 1985, 1983 y 1971. Así lo afirmó ayer el responsable del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, Jorge Olcina, quien también resaltó a la agencia Efe los "atípicos" valores medios cercanos a cero grados que se han registrado tanto en el interior como en la costa tras los tres frentes de frío que se han sucedido durante los 50 primeros días de año.

Si el lunes se destacó por el descenso en las mínimas -3,8 bajo cero en Vinaròs-, ayer fue un día marcado por las bajas máximas, según el Centro Meteorológico de Valencia. En Alicante el termómetro no pasó de los 11 grados, en Xàtiva de tres y en Utiel de dos. En Castellón la máxima fue de siete, igual que en Valencia, cuando la media más alta por estas fechas es de 17 grados, es decir, diez grados más. El intenso frío provocó que el lunes la provincia de Alicante registrara un récord de consumo eléctrico al alcanzar los 28.394 megavatios por hora (Mw/h), superando las cifras del 16 de enero. La provincia de Valencia alcanzó los 40.181 Mw/h -la máxima se registró también el día 16 del mes pasado con 40.233-, mientras que los habitantes de Castellón consumieron 13.290 frente a los 13.351 Mw/h del pasado 15 de enero.

En Castellón la nieve cubrió el paisaje en cotas que, en algunos casos, fueron inferiores a los 400 metros, como ocurrió en el pantano de Ulldecona. En el interior de la provincia, la temperatura apenas superó los cero grados en una jornada precedida por una de las noches más frías del año, con los termómetros en hasta seis grados bajo cero. La nieve, precisamente, obligó al uso de cadenas en una veintena de carreteras de la red comarcal. Ares, Morella, el Coll d'Ares, Montanejos, La Pobla de Benifassà, Boixar, Coratxar, Vallibona, Olocau, Castellfort, Cinctorres, El Portell, Benassal, Culla, Villafranca, el Coll de Vidre, Zucaina, Alcúdia de Veo, Algimia, Sacañet, Canales, Teresa, Bejís, Masías, y los términos de Altura y El Toro fueron los más afectados por el temporal en sus carreteras. A última hora de la tarde, el uso de cadenas todavía era obligatorio en el Coll del Vidre y en Ares.

En Valencia también debían usarse las cadenas en carreteras comarcales de Andilla, Chelva, La Puebla de San Miguel, Requena, el acceso a Cuesta del Rato y a Arroyo Cerezo. A última hora de la tarde sólo estaba cortada una carretera en Alicante, la CV-657 entre Fontanares y Beneixama en el kilómetro 5,7.

La incomunicación por carretera que sufrió la población de Alcoleja desde el pasado domingo hasta ayer por la mañana motivó las críticas del diputado y portavoz socialista en la Comisión de Obras y Servicios de la Diputación de Alicante, Jaume Pascual, quien reclamó la puesta en marcha de un protocolo de actuación para cuando se produzcan nevadas e inundaciones a fin de evitar que las poblaciones del interior de la provincia vuelvan a quedar incomunicadas.

Las máquinas quitanieves que actuaron la noche del martes despejaron los carriles de entrada y salida de la población. En otros puntos, como la carretera N-340 a su paso por Xixona y Muro de Alcoi, el problema fundamental era ayer la niebla.

El campo se resiente

Algunos cultivos empiezan a resentirse por las heladas. La producción de alcachofas en la Vega Baja se daba ayer por perdida al sufrir la tercera helada en pocas semanas, según la Unió de Llauradors. El níspero es otro de los cultivos afectados y la organización agraria estima que el 15% de esta producción en Callosa d'En Sarrià está dañada. Las heladas también han dejado huella en los nísperos del Alto Palancia y Camp de Morvedre. La floración de los almendros ha sufrido y en algunos puntos del territorio, y también los cítricos. La Asociación Valenciana de Agricultores, por su parte, explicó ayer que sus técnicos están comprobando a pie de campo los posibles daños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de febrero de 2003

Más información