Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España es el cuarto país con mayor educación privada financiada por el Estado de toda Europa

La educación pública en primaria y secundaria es la más extendida en Europa. Los datos comparados de 30 países (la UE y los países candidatos además de Islandia, Liechtenstein y Noruega) demuestran que España es uno de los que tiene más educación privada financiada con fondos públicos (los denominados centros concertados). El sector privado subvencionado, un fenómeno creciente en Europa, sigue suponiendo todavía una parte mínima de la enseñanza primaria y secundaria. No existe, por ejemplo, ni en Alemania ni en Italia ni en Irlanda ni en Noruega y apenas es una mínima parte en los países nórdicos y los países candidatos (del 1% al 5%).

En este panorama se destacan Holanda (75%) y Bélgica (58%). Después están el Reino Unido (31%) y España (26%). Son datos del informe Las cifras clave de la educación en Europa 2002 que ha confeccionado la Comisión Europea con estadísticas de Eurostat y Eurydice y que hoy será entregado al Consejo de Ministros de la UE de Educación en Bruselas.

Según ese mismo informe, que compara los datos del curso 1999-2000, España tiene un 5% de centros privados no concertados, lo que supera la media comunitaria, que se sitúa en el 3,2%, y, por supuesto, la de los países candidatos, donde la media es aún más baja: el 2,5%. Los países que más centros privados tienen son Portugal (11%), Malta (9%), Grecia y Chipre (7%), Luxemburgo (6%) y España e Italia (5%).

Al contrario de lo que va a ocurrir en otros sectores, los 12 países candidatos están ya muy bien situados a nivel educativo e incluso presentan algunos parámetros que superan la media comunitaria, como la tasa de diplomados en enseñanza secundaria, incluida la femenina. Éste es uno de los aspectos que destaca el informe, que evidencia también la escasa movilidad de los alumnos europeos (sólo el 2% sale de su país) y la carencia general de diplomados en estudios técnicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de febrero de 2003