Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía de Grecia descabeza a otra histórica organización terrorista

En el plazo de pocos meses, Grecia ha asistido a la caída de dos históricas organizaciones terroristas, últimos testigos de la guerra fría y de una época anterior a la plena integración de la República helénica en las organizaciones europeas.

Si el pasado mes de julio, y en parte gracias a la suerte en forma de explosión fortuita, era desarticulado el grupo 17 de Noviembre (17-N), el pasado martes fue descabezada la Lucha Revolucionaria del Pueblo (ELA) creada en 1971, y que estuvo estrechamente vinculada con el terrorista Vladimir Illich Ramírez, alias Carlos el Chacal. ELA es responsable de más de 100 atentados.

Con la detención de Cristos Tsigaridas, un arquitecto de 64 años, se ha puesto fin a un goteo de detenciones iniciado la semana pasada, que, a diferencia de lo ocurrido con 17-N, ha supuesto una lluvia de críticas a la acción del Gobierno del socialista Costas Simitis por la forma, a veces exagerada otras casi esperpéntica, y casi siempre ante las cámaras de televisión, en que se han producido las detenciones. Varios de los detenidos sabían que sus nombres, direcciones y hábitos estaban en poder de la policía y esperaban la detención en cualquier momento, lo que, según las críticas, convirtió las acciones en un espectáculo televisivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de febrero de 2003