Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA

"Los inspectores destruyeron más armas iraquíes que la guerra"

"Desde el final de la Guerra del Golfo, y gracias a la tarea de los inspectores de Naciones Unidas y a la comunidad internacional, se destruyeron más armas iraquíes de las que se destruyeron durante la guerra. Para desarmar a un país la comunidad internacional tiene un inmenso arsenal de medios de persuasión, de medios de vigilancia y control activo, que se han demostrado más eficientes y, por supuesto, mucho más proporcionados que la respuesta de un ataque militar.

Con esos medios podemos y debemos también conseguirlo en Irak y en Corea del Norte, con los mismos medios para todos. Una guerra es un fracaso colectivo, es el último recurso y un instrumento peor que otros para destruir el armamento de un país. Es, además, un instrumento desproporcionado. No vemos el sentido de hacer una guerra para destruir armas de cuya existencia no existe certeza, como tampoco de su ubicación ni de que se vayan a utilizar con carácter inminente y comporten un riesgo claro, contundente e inequívoco.

No hay un peligro evidente e inmediato que haga proporcional una respuesta devastadora para un país y para una población. Por esa razón, no podemos comprender cuáles son las razones a favor de un ataque preventivo que, como doctrina, rechazo.

Muerte por si acaso

Un ataque preventivo significa, pensémoslo un momento y hagamos la reflexión en esta Cámara, provocar la pérdida de vidas humanas por si acaso, por si acaso tuvieran armas, por si acaso las pudieran utilizar; por si acaso, van a bombardear un país o pueden matar a miles de personas, ocupar un territorio, o por cambiar un régimen de otro país. Eso es muy desproporcionado, es profundamente desproporcionado e injusto.

Estamos, pues, en contra de una acción preventiva y todavía más en contra de una acción unilateral, de una agresión sin el amparo de Naciones Unidas ni de la OTAN ni de la Unión Europea, que hasta ahora no se ha producido.

Naciones Unidas tiene que dar tiempo a los inspectores, tiene que dar medios a los inspectores; todo el tiempo y todos los medios que necesiten para terminar su misión. Si no hay una nueva resolución, debe haber tiempo y medios para los inspectores, y si hay una nueva resolución, ésta debe incluir tiempo y medios para los inspectores. Y le diré una cosa más. Le pido que se oponga en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a la guerra. Si no hay resolución, usted no puede apoyar la guerra. Y si hay una nueva resolución que, en lugar de prolongar las inspecciones el tiempo que sea preciso, abre las puertas a un conflicto bélico, usted debe oponerse a ella".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de febrero de 2003