Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hogares aumentan su endeudamiento, pese a que la riqueza financiera cae un 10% del PIB

Las familias españolas no dejan de endeudarse, pese a que su nivel de riqueza ha disminuido considerablemente en el último año. El informe trimestral del Banco de España analiza esta circunstancia, que atribuye principalmente a la escalada de los precios de la vivienda y a la caída de la Bolsa, dos de los principales destinos del ahorro familiar. Con estas premisas, el ahorro de los hogares descendió hasta niveles muy bajos, equivalentes al 0,1% del producto interior bruto (PIB).

Los créditos para adquirir una vivienda crecieron a un ritmo del 18,1% en el tercer trimestre del año y los datos aún provisionales del último tramo del año no apuntan a una desaceleración. Esta evolución positiva en los créditos para comprar inmuebles compensó la caída de los créditos solicitados para otros fines, como la adquisición de bienes corrientes y duraderos.El Banco de España explica que el mercado de la vivienda prosigue la fase de crecimiento de precios iniciada en 1997 sin que se aprecien signos de agotamiento. Y el índice general de la Bolsa de Madrid cayó un 20,3% en el tercer trimestre y un 30% hasta septiembre.

En este contexto, la riqueza financiera de los hogares experimentó un deterioro acumulado en todo el año equivalente al 10% del PIB. Sólo los bajos tipos de interés impidieron que el alto nivel de endeudamiento se tradujera en una mayor carga financiera para las familias. El ahorro acumulado en los cuatro trimestres de 2002 se situó en el 0,5% del PIB, frente al 0,8% del trimestre anterior.

Al empobrecimiento de los hogares ha contribuido también el crecimiento del paro en el último año (un 14,78% más en el tercer trimestre, según el último dato conocido de la Encuesta de Población Activa) y la peor evolución del empleo. No obstante, el Banco de España califica de "alentador" el hecho de que el empleo haya crecido más del 1% entre septiembre y diciembre.

El endeudamiento de las empresas no financieras también se incrementó en el tercer trimestre, aunque a niveles inferiores a los de los hogares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de febrero de 2003