San Sebastián contará con 50 hectáreas más de parque

Las nuevas zonas recreativas del monte Ulía estarán unidas por rutas de alto valor paisajístico

La transformación del monte Ulía de San Sebastián se cimentará en dos amplios parques o zonas recreativas, que sumarán 50 hectáreas y se comunicarán a través de itinerarios peatonales de alto valor paisajístico. Así lo recoge el plan especial elaborado para un espacio verde que tiene en conjunto unas 200 hectáreas, que será aprobado próximamente de forma definitiva por el pleno donostiarra, cuatro años después de ser redactado por un equipo de paisajistas y tras incorporar algunas aportaciones de grupos políticos y entidades privadas.

Situado a 231 metros sobre el mar, Ulía goza de una ubicación estratégica, ya que se levanta dentro de la trama urbana de San Sebastián, al este de la ciudad. La riqueza paisajística original del monte ha sido alterada por la colonización popular. Por ello, el plan especial persigue su recuperación como enclave para el ocio y el esparcimiento, pero hace especial hincapié en su protección medioambiental, de manera que limitará el tránsito viario.

Una de las zonas recreativas se mantendrá en el actual parque de Ulía, que cuenta con 20 hectáreas a las que se quieren incorporar otras ocho de forma urgente, según indicó ayer el concejal de Urbanismo, Jorge Letamendia. En este sentido, el edil explicó que el Ayuntamiento es propietario de 50 de las 200 hectáreas del monte donostiarra, por lo que para hacer realidad el proyecto de rehabilitación irá adquiriendo a lo largo de los próximos 20 años la totalidad del terreno.

Segundo núcleo

El segundo núcleo recreativo se situará en la zona de morfología agreste conocida como las canteras de Mendiola. Allí está previsto crear un museo al aire libre de unas 30 hectáreas de extensión, dotado con circuitos que recorran escenarios de la historia vasca, desde el ambiente de los cazadores paleolíticos del Cantábrico hasta la irrupción del caserío, pasando por la realidad campesina medieval.

El acceso rodado a esta zona, donde se creará un aparcamiento de 90 plazas, sólo se podrá realizar por el barrio de Bidebieta.

La inversión para remodelar Ulía está por concretar, según Letamendia, quien apuntó que, una vez que el pleno apruebe el plan, el consistorio iniciará los trámites para ir adquiriendo suelo y preparará proyectos de obra específicos por cada intervención.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 31 de enero de 2003.