Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad decide limitar los fármacos que recetan los médicos públicos

La medida quiere evitar el uso de medicamentos caros e innecesarios

La ministra de Sanidad, Ana Pastor, anunció ayer que su departamento prepara protocolos de dispensación de medicamentos para controlar el gasto farmacéutico. El objetivo es que el médico recete un fármaco (y barato) para cada enfermedad. Las sociedades médicas rechazan la medida. "Sanidad dice que los médicos prescriben medicamentos caros que no aportan nada, pero el ministerio los aprueba y financia porque son eficaces", afirmó el presidente de la Organización Médica Colegial, Guillermo Sierra.

Pastor explicó en rueda de prensa que la prescripción "basada en protocolos científico-técnicos" busca limitar "la diversidad en la práctica clínica". Es decir, que el médico no pueda elegir entre muchos medicamentos, porque esto encarece la factura farmacéutica. Junto a esta medida, Pastor apostó por impulsar la utilización de genéricos y ajustar las dosis de los medicamentos a la duración del tratamiento.

El presidente de la Sociedad Española de Medicina Rural y Generalista, Felipe Chavida, señaló que el ministerio tiene dos vías para limitar la dispensación: "Decide qué medicamentos se pueden prescribir y en qué indicación. Además elige si los financia. Fuera de esas dos atribuciones, no puede limitar la prescripción de medicamentos que ha aprobado. Los encargados de vigilar la práctica clínica son los colegios profesionales y los jueces, no Sanidad".

Fuentes de Sanidad afirman que la medida no está concretada y que se consensuará con todos los implicados. Sierra pidió a Sanidad que cuente con los médicos para elaborar las guías. Y añadió: "El médico es el primer interesado en el ahorro, pero siempre que pueda elegir entre medicamentos idénticos. No se puede ahorrar a costa de la salud de la población". El presidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, Luis Aguilera, aplaudió la iniciativa, pero matizó: "Las sociedades médicas llevamos 10 años realizando estas guías".

Pacto farmacéuico

Junto a los protocolos, Pastor señaló que el ministerio "trabaja en la revisión del pacto farmacéutico" con Farmaindustria. Sanidad acordó con la patronal farmacéutica que ésta aportaría al Estado unos 100 millones de euros para investigación si la factura farmacéutica aumentaba un 9% al año. En 2002 creció un 9,89%.

De este dinero, Sanidad ha destinado 55 millones a las Redes Temáticas de Investigación Cooperativa. Son 69 proyectos de biomedicina en el que participarán 11.331 investigadores. En cada red participan centros de al menos cuatro comunidades autónomas. La investigación se hará principalmente en oncología, neurología, enfermedades infecciosas, cardiovasculares, enfermedades raras, salud pública y trasplantes. Pastor calificó el proyecto como "el plan de investigación biomédica más importante de la historia de España. Trabajarán más de 11.000 investigadores de forma coordinada, sumando esfuerzos".

El director del Instituto de Salud Carlos III, Antonio Campos, señaló que de esta forma muchos investigadores que estaban aislados podrán acceder a financiación de la UE. El Instituto Carlos III es el organismo encargado de coordinar y evaluar el funcionamiento de las redes.

Entre los investigadores que colaboran en los proyectos está Bernat Soria, que participará en la red de trasplante de islotes pancreáticos. Los islotes pancreáticos son los encargados de producir insulina en el pancreas. Pastor destacó la importancia de que en España exista una red que estudie esta técnica, que es la primera esperanza para que los diabéticos dejen la insulina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de enero de 2003