Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO denuncia amenazas a dos obreros por exigir más seguridad

CC OO de Euskadi ha denunciado ante la Ertzaintza al responsable de la empresa vizcaína de cimentaciones GH Dossfer por sus continuas amenazas que "bordean la violencia física" contra dos empleados que se niegan a trabajar en una zanja de cinco metros de hondo sin las oportunas medidas de seguridad.

La empresa, ubicada en Zamudio, tiene una plantilla de 40 empleados y en ella CC OO cuenta con tres delegados. Ningún portavoz de esta empresa pudo ser localizado ayer. Los trabajadores presuntamente amenazados son, además, los representantes sindicales de esta central, concretamente el de personal y el de prevención. El sindicato asegura que la empresa constructora "está obligando a sus empleados a trabajar en zanjas de cinco metros de profundidad sin el preceptivo entibado que evite el riesgo de derrumbamiento y el grave peligro de enterramiento de los trabajadores en las obras que está realizando en la empresa Alcoa de Amorebieta". CC OO considera más que justificada la alerta ante este riesgo ya que el suelo está compuesto por arcilla con filtraciones de agua que aumenta la posibilidad de corrimientos. También ha denunciado la situación a la Inspección de Trabajo, que tiene pendiente una visita a la obra. Ningún responsable de la empresa de cimentaciones pudo ser localizado ayer por este periódico para que diese su versión.

Fallo en un accidente

Mientras, el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laboral-Osalan considera que un fallo de seguridad originó el accidente registrado el pasado viernes en Tolosa, en el que murió J. L. L., de 24 años. El trabajador falleció al caerle encima una plancha de encofrado cuando preparaba las paredes de una zanja de cimentación de unas viviendas en construcción en dicha localidad.

El informe preliminar de la investigación de Osalan, que ahora va a remitir a la Ertzaintza y a la Inspección de Trabajo, concluye que existieron fallos en las medidas preventivas de seguridad. En concreto, el texto señala que "el accidente fue producido por el desprendimiento del panel de encofrado, al encontrarse éste inestable por falta de apuntalamiento adecuado". Osalan destaca igualmente que el plan de seguridad de la obra "es de carácter general y no especifica el manejo y utilización del equipo de trabajo", cuando la instrucción de los trabajadores es responsabilidad de la empresa.

El responsable de Osalan, Iñaki Galdós, citó en noviembre de 2002 entre una de las causas de la alta siniestralidad, la falta de formación por la elevada contratación temporal -26.100 de los 51.000 asalariados del sector tienen un empleo temporal-. La UGT recordó ayer que la siniestralidad laboral bajó en 2002 sólo un 0,05% respecto a 2001, pero en sectores como la construcción aumentó un 5,12%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de enero de 2003