Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias políticas de un vertido | CATÁSTROFE ECOLÓGICA

La Diputación Permanente del Congreso debatirá si se investiga la catástrofe

La oposición tendrá la oportunidad de exigir en sede parlamentaria que el presidente del Gobierno, José María Aznar, protagonice un pleno extraordinario sobre la catástrofe causada por el Prestige y de pedir una comisión de investigación sobre la situación económica, social y ecológica causada por el vertido de fuel, y sobre "las incógnitas acerca de las actuaciones iniciales" de las autoridades. La Mesa del Congreso aprobó ayer la convocatoria de la Diputación Permanente para el próximo día 21 para tratar esa petición junto a la de que haya un pleno monográfico sobre la posición de España respecto a un eventual ataque a Irak.

La Diputación es el órgano que representa al Congreso en los periodos inhábiles para sesiones parlamentarias, ya sea en verano o durante enero. En ese órgano, habrá debate, pero no es probable que la oposición logre que sean convocados los plenos que reclama. La vicepresidenta segunda del Congreso, Amparo Rubiales (PSOE), protestó ayer por la fecha de la reunión de la Diputación Permanente, fijada para dentro de una semana, dado que la primera petición -realizada por IU, PNV y Grupo Mixto- fue realizada el pasado día 3.

Los socialistas, IU, PNV y Grupo Mixto no quieren dejar que la catástrofe causada por el Prestige caiga en el olvido y aprovecharán la Diputación Permanente para exponer todos sus argumentos para que el presidente del Gobierno comparezca en un pleno extraordinario antes de finales de mes. Entre tanto, el portavoz socialista en el Congreso, Jesús Caldera, y líder de los socialistas gallegos, Emilio Pérez Touriño, han pedido por escrito al Comisionado del Gobierno, Rodolfo Martín Villa, una reunión.

El ataque a Irak

En la Diputación Permanente, los socialistas e IU pedirán asimismo un pleno sobre el posible ataque a Irak, para que el presidente del Gobierno explique la posición española. El responsable de Política Internacional del PSOE, Manuel Marín, recordó que Aznar es el único presidente de un país de cierta relevancia que no ha comparecido ante su Parlamento para exponer sus puntos de vista. Marín quiere saber "si España ha comprometido la utilización de capacidades militares, en el supuesto de haber aceptado ya la hipótesis de guerra unilateral". Marín resaltó que el Gobierno "debe informar al Parlamento, debe ser transparente cuando se habla de un episodio de guerra no cubierto por la legalidad internacional".

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ramón Gil-Casares, inició ayer una ronda de conversaciones sobre Irak con representantes parlamentarios, entre ellos Manuel Marín (PSOE), Jordi Jané (CiU), José Luis Centalla (IU) y Guillerme Vázquez (BNG).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de enero de 2003