Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El euro, en el nivel más alto del año con 1,04 dólares

Las bolsas siguieron al dólar en su caída por el creciente temor a un conflicto armado

La cotización del dólar ha caído con fuerza en las últimas sesiones hasta llegar al nivel más bajo de este año respecto del euro, debido a la decisión de Corea del Norte de poner en marcha una central nuclear hasta ahora parada y controlada por la ONU, y por las declaraciones del Secretario de Defensa de Estados Unidos sobre su capacidad para hacer frente a dos guerras al mismo tiempo.

En los mercados de divisas se ha interpretado que al menos una de esas guerras, contra Irak, se da por segura en la Administración estadounidense.

A última hora de ayer con un euro se compraban 1,04 dólares en los mercados de divisas, cuando a finales de enero un euro costaba 0,85 dólares. El cambio oficial ofrecido ayer por el BCE fue de 1,0376 dólares por euro.

El tono belicista de la Administración estadounidense está animando a muchos inversores a buscar refugio en otras divisas, lo que ha favorecido al euro justo en un momento en el que la economía de la UE no pasa por uno de sus mejores momentos.

En los mercados de valores también hubo una salida masiva de los inversores ante la acumulación de circunstancias adversas. La mayoría de los analistas considera que un conflicto bélico, aunque no sea doble, tendrá efectos negativos para unas economías que no terminan de inicar la recuperación.

El Ibex 35 perdió ayer el 2,55% y acumula un recorte del 27,58% en el año. La Bolsa de París bajó el 2,45% y su pérdida anual es del 34,87%, mientras que Londres bajaba ayer el 2,73% y en el año cede el 26,60%. Francfort perdió el 5,36% en esta sesión y baja el 44,96% en el conjunto del año.

La Bolsa de Nueva York también reaccionó negativamente ante las últimas noticias y perdía el 1,53% al cierre de la sesión, mientras que el mercado Nasdaq, en el que cotizan los principales valores tecnológicos, bajaba el 1,43%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de diciembre de 2002