Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CONTRAOFENSIVA DEL PP

El PP denunciará por carta a los españoles la insolidaridad del PSOE

Aznar advierte de que el 'Prestige' no es ni será "la tumba del PP"

El Partido Popular concluirá su campaña "de denuncia" contra la "nula colaboración" que asegura ha prestado el PSOE al Gobierno ante la catástrofe del Prestige con una carta a todos los españoles para argumentar las "tres íes" de la actuación socialista: "Insolidaridad, incapacidad e irresponsabilidad". El buzoneo no tiene aún fecha porque, según destacó ayer Javier Arenas, lo "urgente" es solucionar la catástrofe y paliar sus daños. El presidente del Gobierno, José María Aznar, concluyó que el Prestige no es ni será "la tumba del PP".

Aznar argumentó por la mañana ante el Comité Ejecutivo Nacional, reunido excepcionalmente en mitad de las Navidades y con la asistencia excepcional de Manuel Fraga, que la oposición, y sobre todo los socialistas, creyeron ver en el Prestige "la tumba" del PP. "Se han precipitado y se han equivocado", sentenció. Horas más tarde, en una cena con militantes de su partido, se explayó en sus explicaciones sobre quienes "decidieron que el Prestige iba a ser la tumba del PP y del Gobierno, y se han empleado a fondo para ello". Les advirtió en estos términos: "Se han precipitado, se han equivocado, han celebrado nuestros funerales antes de tiempo. Los muertos que han intentado conseguir gozan de buena salud". Y añadió: "En su momento, todos ellos lo pagarán".

A cambio, merecieron todos sus elogios el vicepresidente primero, Mariano Rajoy, por "su esfuerzo colosal soportando los improperios más injustos", y el presidente de la Xunta de Galicia. "Algunos han pasado el límite de lo razonable en insultos a Manuel Fraga".

Por la mañana, Aznar reclamó a sus correligionarios que levanten la cabeza, pongan por delante el "orgullo" de formar parte del primer partido de España y defiendan que, en "lo esencial", el Gobierno y la Xunta han actuado como debían ante la crisis del Prestige. Les instó a que defiendan que se han "corregido errores" y que se han tomado todas las "medidas posibles para paliar la catástrofe".

Por la noche, Aznar pronosticó que su partido "saldrá adelante, con éxito, pese al mucho daño, con mucha saña, que le han hecho estas semanas". A esos que le han hecho daño, entre los que destacó al PSOE sin ceñirlo sólo a ese partido, les pronosticó que "el futuro les pasará una factura grave". El presidente del Gobierno sólo ve "ansias de poder" en la estrategia de los socialistas; una estretegia que, según él, ha beneficiado más al BNG, a los grupos antisistema, que a los socialistas: "Por su incapacidad, sólo han sido capaces de favorecer a los más radicales".

Este mensaje de Aznar, avanzado por la mañana en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional, no fue comunicado oficialmente a la opinión pública en la rueda de prensa que ofreció el secretario general del PP, Javier Arenas, al término de la reunión de su partido. Arenas se dedicó exclusivamente a criticar a la oposición socialista y a pronosticar que su "insolidaria, irresponsable e incapaz" actuación en la crisis del petrolero se les volverá pronto en contra.

Sólo expuso así la parte del discurso de Aznar en la que sentenciaba que la "demagogia" del PSOE se "les volverá en contra". Pese a las reiteradas preguntas para que informara del contenido de las intervenciones de Aznar, Rajoy y Fraga, la sistemática respuesta del secretario general fue que él debía dar la "valoración política" de la reunión. Esa valoración se apoya en dos premisas: "El PP saldrá fortalecido de esta crisis tras superar, una vez más, una situación difícil". Y "los ciudadanos van a saber apreciar la insolidaridad, la incapacidad y la irresponsabilidad" del PSOE.

Por si alguno de esos ciudadanos no se da por enterado, el PP va a desarrollar "un esfuerzo de comunicación" durante los próximos meses, sin que Arenas especificara si esos meses concluyen con la convocatoria electoral del próximo 25 de mayo. Ese "esfuerzo" informativo culminará con una carta que el PP remitirá "a todos los gallegos y a todos los españoles" para "contraponer" las "medidas" del Gobierno, su ejercicio de "autocrítica" y su "voluntad" de paliar la catástrofe, con la "nula colaboración del PSOE en esta materia". Eso sí, ni el buzoneo "a todos los españoles" ni la campaña informativa de varios meses contra el PSOE tienen, según Arenas, "carácter electoral".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de diciembre de 2002