El Gobierno de Italia aprueba hoy una polémica ley de amnistía fiscal

El Gobierno del primer ministro, Silvio Berlusconi, espera aprobar hoy la ley llamada Finanziaria 2003, tras ser respaldada en el Senado durante la madrugada del sábado en un clima encendido y plagado de insultos. La ley ha levantado una fuerte crítica por parte de la oposición, especialmente por la amnistía fiscal que abarca a 12 sectores. La dirigida a las construcciones ilegales fue descartada por la discrepancia de varios aliados del propio Gobierno.

Piero Fassino, secretario de los Democráticos de Izquierda, resumió la perplejidad de la oposición: "Con las amnistías fiscales se penaliza a los honestos y se premia a vivos que no pagaron. Se reduce la credibilidad del Estado premiando a los evasores". Un sondeo de Intesa Consumatori indica que el 12% de los italianos podría dejar de pagar el impuesto Ici sobre propiedades para esperar la amnistía.

Otro dato alarmante ha sido facilitado por cuatro sociedades de consumidores, que estima que la inflación de Italia en 2002 llegará al 6,6%, mientras que el instituto de estadísticas del Estado (Istat) la fijó en el 2,9%. Según la asociación de consumidores, el endeudamiento de las familias italianas se encareció más de 1.500 euros en 2002.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS