Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arzobispo de Boston se entrevista con el Papa sobre su posible cese por los escándalos sexuales

El cardenal de Boston, Bernard Law, espera ser recibido hoy por el Papa para presentarle su dimisión por los escándalos sexuales que han sacudido esa archidiócesis estadounidense. Fuentes vaticanas subrayaron ayer que aunque el purpurado se ha entrevistado ya con miembros de la jerarquía vaticana, con los que ha discutido sobre su relevo, "lo preceptivo" es que la renuncia sea presentada al Pontífice. "El Papa no ha visto aún al cardenal de Boston", aclaró ayer el portavoz vaticano, Joaquín Navarro-Valls, quien tampoco aseguró que el encuentro se produzca hoy. En todo caso, Navarro-Valls aseguró que la Santa Sede informará en un comunicado sobre la entrevista cuando ésta se produzca.

El arzobispo de Boston llegó a Roma el pasado fin de semana para discutir con la jerarquía vaticana sobre la situación de su diócesis, sacudida por una polémica que puede costarle la bancarrota económica y la moral. Al menos 450 personas se han querellado contra decenas de sacerdotes de Boston, a los que acusan de haber abusado sexualmente de ellos a lo largo de diversos años. Los costes de los procesos, y las cifras de resarcimiento económico que se manejan para las supuestas víctimas, suman centenares de millones de dólares. Esto ha llevado a los asesores económicos de la archidiócesis a aconsejar la declaración de bancarrota. Pero se trata de una figura del ámbito empresarial que no encaja del todo con una entidad eclesiástica.

La situación personal de Law no es mucho mejor. Arrecian las críticas por su tibia actuación con los sacerdotes pederastas a los que se limitó a trasladar de parroquia en parroquia. En las últimas horas, 58 sacerdotes de su diócesis han pedido su cese. Voice of the Faithfull (Voz de los Fieles), una organización laica que agrupa a 25.000 católicos, se sumó ayer a esta misma petición. El cardenal de Boston abandonó la sede de la archidiócesis el pasado viernes, coincidiendo con la llegada de una citación para presentarse a declarar ante el gran jurado de Massachussets, que investiga los supuestos casos de abusos cometidos por sacerdotes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de diciembre de 2002