El mundo del cómic se adueña del Cuartel del Conde Duque

La feria Expocómic 2002 rinde homenaje al dibujante Ibáñez

Un rechoncho hombre araña, trajeado de rojo, observa a los madrileños desde un madroño. Con este guiño a Spiderman, uno de los grandes mitos del cómic que, como tantos otros héroes de la viñeta, ha saltado a las pantallas cinematográficas, presenta su cartel Expocómic 2002.

El Salón del Cómic de Madrid, que celebra este año su quinta edición (con el subtítulo de Hobbyland 2002), ha invadido con fantasías y audacias artísticas el Cuartel del Conde Duque. En 2.000 metros cuadrados de superficie se reúnen más de 70 expositores nacionales e internacionales. Y no sólo habrá libros, revistas y fanzines. Los juegos de rol, las películas, los videojuegos, los debates con autores y editores y las clases sobre el proceso creativo animarán las jornadas. Y quienes quieran más datos, pueden consultar una completa página en Internet: www.amigosdelcomic.com.

Esta feria, que cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Madrid y del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, prevé una asistencia de 20.000 aficionados, "dado el éxito de las ediciones anteriores", dicen los organizadores. "No nacemos con el ánimo de competir con Barcelona, pero queremos ofrecer cada vez más propuestas y más calidad a los aficionados de Madrid", aseguró el director de Expocómic 2002, Paul de Munk, durante la presentación de la muestra.

Editoriales arriesgadas

"La mayoría de las editoriales fuertes están en Barcelona, pero están surgiendo en Madrid editoriales pequeñas y arriesgadas", añadió Luis Durán, uno de los nuevos valores de la historieta española galardonado precisamente en el último Salón del Cómic de la capital catalana. La Factoría de Ideas y Sin Sentido figuran entre las novedades de la iniciativa editorial presentes en esta feria. El veterano Francisco Ibáñez, creador de geniales e irónicas historietas como Mortadelo y Filemón, ha recibido en Expocómic un premio a su carrera de manos de Javier Fesser, director de la adaptación cinematográfica de las aventuras de estos personajes. Pero el homenaje a Ibáñez se completa con una exposición, a cargo de las productoras Pendelton y Sogecine, de los diseños y bocetos de La gran aventura de Mortadelo y Filemón.

Otro homenaje del salón madrileño está dirigido al desaparecido músico Carlos Berlanga y se materializa en la edición de un libro que recoge sus viñetas publicadas en el periódico ABC.En Expocómic 2002 hay abundante espacio para la ciencia-ficción y en la jornada inaugural pasaron por el Conde Duque expertos en estas lides como Kevin Anderson y Rebecca Moesta. Ellos han dejado su firma en historias de La guerra de las galaxias, Star Trek, Dune y Expediente X. "El cine se nutre muchísimo de los comics. Ahí están películas como Spiderman, Superman o Road to Perdition", recordó Anderson.

Expocómic 2002. Cuartel del Conde Duque (Conde Duque, 9-11). De 10.00 a 20.30. Entrada: 5 euros y 3 euros los menores de 10 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 22 de noviembre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50