Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baleuko estrena el 3 de diciembre 'Olentzero, un cuento de Navidad'

La película de la productora vasca prima el guión frente a las técnicas de animación

La productora Baleuko ganó en 1997 un premio Goya por Megasónicos, primera película europea en 3D, y ahora regresa a la gran pantalla con Olentzero, un cuento de Navidad, una película dirigida al público infantil que se estrenará el 3 de diciembre en las salas comerciales del País Vasco, antes de su distribución en el resto de España. La cinta, con un presupuesto que no llega al millón de euros, prima la historia frente a la técnica.

Olentzero, un cuento de Navidad, dirigida por Juanjo Elordi y producida originalmente en euskera, trata de llenar un vacío. 'El público infantil está huérfano de cine', aseguró el productor y guionista de la cinta, Karmelo Vivanco, horas antes de su proyección dentro de la recién clausurada Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián. 'Harry Potter, por mucho que se diga, no es una película para niños, les da miedo', sostiene Vivanco. Como alternativa ofrece la historia de un niño que quiere salvar a su abuelo enfermo y decide introducirse en su cuerpo para descubrir el origen del mal, guiado por una gota de sangre. La película habla en la práctica, según Vivanco, de 'un niño que vive en los Pirineos y que tiene que defender lo poco que tiene frente al progreso'.

La productora, especializada en documentales y programas infantiles para televisión, apuesta en esta cinta por el guión, por la historia que se quiere transmitir a los niños, frente a la vistosidad de una técnica de animación depurada. Primero, por cuestiones prácticas, por las limitaciones presupuestarias que les impide competir con las superproducciones de Disney, por ejemplo. Pero también porque tanto el director, como el guionista creen en que el cine infantil 'tienen que transmitir valores'. 'No podemos hacer entretenimiento puro y duro', coinciden ambos. 'Tampoco pretendemos meternos en profundidades pero sí decirles que mentir tiene un precio, o enseñales el valor de la amistad', coinciden.

El proyecto nació hace cinco años, pero no ha visto la luz hasta ahora porque 'nadie confió en él' en un principio. Sólo el Ministerio de Cultura apostó por Olentzero, un cuento de Navidad antes de ver el resultado del trabajo. El Gobierno vasco no ha subvencionado la cinta, con versiones en euskera y castellano, y ETB sólo se sumó a la coproducción una vez concluida.

Ahora Baleuko espera con inquietud la reacción del público infantil a este filme, que se distribuirá en España como Angé, la leyenda de los Pirineos. Cuenta con una ventaja, porque miembros del equipo se dedicaron durante varios meses a recorrer los colegios para definir la imagen del Olentzero, figura secundaria de la película. 'Es un Olentzero consensuado', bromean. La productora pensó en un principio que el filme, distribuido por BartonFilms en Euskadi y por Filmax en el resto de España, iba a quedarse en el ámbito local. Pero se han tirado 50 copias y el 22 de noviembre, antes de su estreno en las salas, se hará uno 'táctico' en Pamplona 'para poder aspirar a los Goya'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de noviembre de 2002