Zaplana critica a quienes llaman a 'sublevar' el campo andaluz

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Eduardo Zaplana, tuvo ayer en Sevilla duras palabras para quienes, a su juicio, llaman a la 'sublevación' en el campo andaluz. Zaplana, que participó en la convención del PP dedicada a 'políticas sociales en apoyo a la familia', denunció que 'desde el punto de vista político, que no sindical, se está hostigando en exceso y se está llamando poco a poco a la sublevación e intentando por todos los medios que ese buen clima de relaciones propiciado en las últimas semanas desaparezca en la medida de lo posible'.

'Eso es lo que algunos dirigentes políticos están intentando con todas sus fuerzas, calentando este tipo de conversaciones con manifestaciones e iniciativas políticas, que cuentan en algunos casos con recursos públicos importantes, sólo con la finalidad y el objetivo de que no se encuentre algún punto de entendimiento y de acuerdo', recalcó el ministro de Trabajo. Zaplana agregó que 'eso sería para alguno una catástrofe'.

Más información
Sindicatos y municipios, salvo los del PP, renuevan su unión en pro del subsidio agrario

Campaña

El ministro no quiso poner nombres y apellidos a las personas a las que se refería. El PSOE inició el pasado viernes una campaña en paralelo a la de la Junta para reivindicar el subsidio agrario. Los socialistas empezaron, así, a desarrollar una de las estrategias de presión y movilización que han urdido, junto a los sindicatos, para forzar al Gobierno a dar marcha atrás en la eliminación progresiva del subsidio agrario.

El ministro de Trabajo comentó que 'no hay novedad' en relación con el subsidio agrario y recordó que los sindicatos aceptan que la negociación sobre este asunto queda 'al margen' de la reforma del desempleo, 'que no va a sufrir modificaciones en su tramitación parlamentaria después de su aprobación en el Congreso'. Con todo, Zaplana se mostró dispuesto a 'hablar y acercar posiciones' con los sindicatos, con los que aprecia 'un buen clima de relación y de diálogo'.

Al término de la convención, el ministro mantuvo breves encuentros con una delegación conjunta de CC OO y UGT y una representación del SOC. Todos ellos mostraron su voluntad de organizar distintas movilizaciones si no se restituye el subsidio agrario.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS