CARTAS AL DIRECTOR
i

De vuelta a casa

Burzaco, Buenos Aires (Argentina) - 18 oct 2002 - 22:00 UTC

Soy argentino y vivo orgullosamente en mi país desde siempre. También orgullosamente cuento con abuelos españoles como la inmensa mayoría de mis compatriotas. En cada domicilio argentino hay algún ascendiente español. Esos compatriotas suyos han llegado a este país por dramáticas razones a lo largo de varias décadas. Aquí encontraron buena acogida, supieron hacer una familia, encontraron amigos y soñaron seguramente con que su patria alguna vez pueda volver a recibirlos aunque sea en las personas de sus nietos.

Hoy mi país es el que está pasando una situación difícil. Y, como una ironía del destino, son los nietos de esos españoles quienes viajan a España para ver si pueden 'hacer la Europa' como tantos González, Fernández, Pérez o Álvarez lo han hecho en América.

Pero hoy leemos con tristeza y sorpresa a la vez en los diarios que cada vez más argentinos son deportados de España si al llegar a Barajas no acreditan contar con no menos de dos mil euros en efectivo. ¿Es eso justo? Es cierto que hay leyes que se deben cumplir. Pero, ¿Es eso justo?

Me gustaría que los medios de prensa de España digan algo al respecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de octubre de 2002.

Lo más visto en...

Top 50