Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP aumentará la cobertura jurídica de los profesores

Coalición Canaria anuncia que rechaza el texto actual de la Ley de Calidad

El grupo del Partido Popular presentó ayer en el Congreso una cuarentena de enmiendas parciales al proyecto de Ley de Calidad de la Educación entre las que destaca una propuesta para garantizar la cobertura de la responsabilidad civil de los profesores en el ejercicio de su actividad profesional. Coalición Canaria, único grupo que se abstuvo el día del debate de las enmiendas a la totalidad, anunció que 'rechaza el texto actual de la ley'.

Los grupos parlamentarios de la oposición presentaron ayer alrededor de un millar de enmiendas parciales en el Congreso de los Diputados al proyecto de Ley de Calidad con objetivos similares de potenciación de la enseñanza en centros de titularidad pública y respeto de las competencias autonómicas en materia educativa. También el PP presentó una cuarentena de enmiendas.

- PP. Las más de cuarenta enmiendas presentadas por el grupo popular no cambian el nervio fundamental de la reforma, ya que la mayoría son de carácter técnico. Entre ellas destaca la que va encaminada a reforzar la protección jurídica de los profesores, por ejemplo, en el caso de que a algún alumno le sucediera algo durante una actividad extraescolar y los padres exigieran una indemnización. También proponen que puedan impartir clases en los Programas de Iniciación Profesional profesores que, aunque no tengan el título correspondiente, acrediten su experiencia laboral en el área de la materia que enseñen.

Además, los populares piden que se faciliten a los estudiantes las gestiones para solicitar una beca. Y que las administraciones educativas adopten procedimientos 'singulares' en aquellos centros escolares o zonas geográficas en las cuales resulte necesaria una intervención educativa diferenciada. El portavoz del grupo popular en la Comisión de Educación, Juan Carlos Guerra Zunzunegui, señaló que el PP estudiará con detenimiento las enmiendas que presenten los demás grupos parlamentarios, pero adelantó que no se aceptarán aquellas que varíen las medidas fundamentales de la reforma, como los itinerarios, la supresión de la promoción automática o la carrera docente.

- PSOE. Las más de 350 enmiendas presentadas por el grupo socialista están encaminadas a 'intervenir a tiempo de superar las dificultades de los alumnos, a reforzar el carácter educativo y la oferta de plazas en educación infantil, a ofrecer actividades complementarias en primaria y secundaria y a atender a los alumnos con dificultades de aprendizaje'.

Además, propone una 'oferta educativa diversa y no segregadora en la educación secundaria, adoptando medidas específicas en los centros y zonas de atención educativa preferente'. Los socialistas proponen que 'la ley entre en vigor una vez que el Consejo de Política Fiscal y Financiera establezca la financiación necesaria para la aplicación de las medidas en ella contenidas, así como el compromiso presupuestario del Estado en relación con dicha financiación'.

- Coalición Canaria. El grupo canario presentó 74 enmiendas al proyecto de ley. La diputada María del Mar Julios vinculó la decisión final del voto de los nacionalistas canarios a'la flexibilidad del Ministerio de Educación y del grupo popular'. 'Por el momento, no hemos variado nuestra posición de abstención activa y crítica' ofrecida en el debate de enmiendas a la totalidad, aunque, insistió, 'no apoyamos el texto tal cual está redactado a día de hoy', informa Juan Manuel Pardellas. La diputada canaria avanzó, al menos, cinco conceptos claves de los que, a su juicio, carece el texto del PP: la mejora de la calidad de la enseñanza para todos los sectores sociales; el combate del fracaso escolar con una evaluación continua; la apuesta por el esfuerzo de alumnos, pero también de padres, profesores y distintos colectivos sociales; la libre elección de centros concertados desde el primer curso, y el respeto a las competencias transferidas a las comunidades autónomas.

- CiU. El grupo catalán presentó 135 enmiendas con 'el objetivo de garantizar un modelo educativo propio para Cataluña'. El grupo catalán considera que 'el proyecto del Gobierno no respeta la distribución de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas, y que prima los resultados escolares en lugar de la calidad'. Entre las enmiendas que plantea se refuerza el carácter educactivo del primer ciclo de infantil (de 0 a 3 años); permite que las enseñanzas en la ESO se agrupen en áreas de manera diversificada para adecuarse a cada alumno; propone la supresión de la Prueba General de Bachillerato y opta por mantener la actual condición de catedrático.

- PNV. También el grupo nacionalista vasco presentó enmiendas parciales -en total, 51- que reflejan un modelo alternativo basado en 'la alta calidad del sistema educativo vasco', señaló su portavoz en la Comisión de Educación, Joxe Joan González de Txabarri.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de octubre de 2002