ELECCIONES EN BRASIL

Orden de captura contra 7 líderes del PRI por el 'caso Pemexgate'

El Pemexgate sigue su curso. La justicia mexicana emitió órdenes de detención contra siete destacados miembros del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de Petróleos Mexicanos (Pemex), cuyo sindicato es afecto al partido.

Los políticos y sindicalistas reclamados son reos en el fraudulento desvío de 123 millones de dólares hacia la campaña de Francisco Labastida, candidato priísta en las presidenciales del año 2000. Es probable, según fuentes oficiales, que parte del dinero haya ido a parar a los bolsillos de alguno de los implicados.

El juez José Luis Moya ejecutó las órdenes solicitadas por la Procuraduría (fiscalía) General de la República contra el ex director general de Pemex, Rogelio Montemayor, actualmente en EE UU, y otros tres altos cargos del sindicato de la quinta petrolera del mundo.

El ex secretario de Elecciones del PRI, Carlos Almada, y su equipo de Finanzas, Jorge Cárdenas y Alonso Bretón, completan la lista. Almada es militante del PRI desde 1970 y una de las personas más cercanas a Labastida, derrotado por Vicente Fox en las elecciones hace dos años.

El Pemexgate está poniendo a prueba la capacidad de negociación y de entendimiento entre el Gobierno de Fox y la nueva dirección del PRI, principal partido de la oposición.

El presidente del partido, Roberto Madrazo, derrotado por Labastida en las primarias priístas de 1999, pugna con quienes le piden una oposición a ultranza y cerrar filas con los acusados y quienes consideran que su eventual castigo aligerará el lastre de la corrupción. Sin el concurso del PRI en el Congreso será imposible efectuar los cambios estructurales exigidos por la transición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de octubre de 2002.

Lo más visto en...

Top 50