Una mujer rusa denuncia que la trajeron a Madrid para prostituirla

La policía ha detenido al albanés Martin B., de 21 años, como presunto miembro de un grupo criminal que trajo a España a una joven rusa, también de 21 años, a la que obligaban a ejercer la prostitución en la Casa de Campo. La joven denunció a Martin B. y contó a los agentes que se trasladó a España pensando que venía a trabajar en hostelería. Una vez aquí tenía que recaudar cada día 100 euros bajo la amenaza de agresiones. El proxeneta, apodado Rome, está acusado de los delitos de agresiones, amenazas, coacciones y falsificación de documentos.

La joven tuvo que sufrir además la vejación de ser vendida a a otra organización delictiva, también de albaneses, que se dedicaba a la misma actividad. Esto sucedió tras ser arrestada en septiembre por agentes de la Brigada de Extranjeros en un control de documentación. A partir de ese momento ya no interesaba a la red porque sus miembros sospechaban que podría haber facilitado a la policía datos sobre los pisos e integrantes del grupo criminal. Por eso éstos la vendieron.

La víctima acudió entonces a la policía, que inició la operación hace dos meses para detener al proxeneta. Agentes de la comisaría de Latina descubrieron el último domicilio de la organización, donde detuvieron a Martin B.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de octubre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50