Mas reconoce que con sus aliados del PP no es posible la reforma del Estatut

El conseller en cap, Artur Mas, explicó ayer en La Seu d'Urgell que si aún no se ha abordado la reforma del Estatut 'es por los obstáculos que pone el PP'. La mayoría absoluta de que dispone el PP en las Cortes 'es una pared muy alta', dijo el dirigente de CiU.

Estas explicaciones de Mas son una rectificación de los argumentos con que CiU ha rechazado siempre hasta la semana pasada plantear la reforma del Estatut. CiU ha estimado siempre que el principal obstáculo para el avance de la autonomía no procede del Estatut, sino de las políticas antiautonómicas aplicadas por los sucesisvos gobiernos de UCD, el PSOE y el PP, tanto si tenían mayoría absoluta como si disponían de mayoría relativa.

Esta política de CiU, sin embargo, llegó a su fin la semana pasada, cuando decidió apoyar en el Parlament la reforma del Estatut, aunque para la próxima legislatura. El acuerdo para la mejora del autogobierno adoptado por PSC, ERC e Iniciativa per Catalunya Verds en 2001, que incluye una reforma del Estatut y del Senado, desbordó a CiU y la ha obligado a abandonar su rechazo a la reforma estatutaria.

Mas tenía previsto anunciar este cambio de posición en una conferencia que prepara para dar a conocer sus propuestas como candidato a la presidencia de la Generalitat. Pero el desarrollo del debate parlamentario de la semana pasada, en el que por vez primera Pujol no pudo imponerse a los líderes de la oposición, movió a CiU a adelantar este movimiento para poder atraer a ERC y formar una mayoría nacionalista en algunas votaciones.

En La Seu d'Urgell, donde participó en un acto preelectoral junto con el presidente Jordi Pujol y Josep Antoni Duran Lleida, secretario general de CiU, Mas dijo que para los próximos años se plantea 'un programa serio y ambicioso, que pasa por la reforma del Estatut'. El conseller en cap replicó al vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, que el viernes sostuvo que la reforma del Estatut no es una necesidad sentida por una gran mayoría de los ciudadanos de Cataluña. 'Si conociera un poco la realidad de Cataluña, sabría que una gran mayoría de nuestra gente no se conforma con lo que tenemos, que aprecia el camino que hemos recorrido, pero no se conforma', afirmó. Mas reiteró también que CiU considera una 'provocación' el homenaje a la bandera instaurado por el Gobierno del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de octubre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50