Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rato: 'A los países que siguen otras políticas les va peor'

'No cambiamos porque aquellos [países] que siguen otras políticas les va peor'. Con este argumento, el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, hizo ayer una encendida defensa del proyecto de Presupuestos para 2003, presentado por el Gobierno, que está centrado en el equilibrio presupuestario y basado, dijo, 'en nuestra credibilidad de seis años'.

Frente a las críticas de la oposición, el ministro, que entregó a la comisaria europea Loyola de Palacio el Premio Sociedad-Energía Victoriano Reinoso, aseguró que los Presupuestos 'se cumplirán como hemos cumplido en el periodo 1996-2001 con todas las previsiones de déficit, recaudación y gasto'.

El vicepresidente subrayó que cuando los gobiernos apuestan por aplicar políticas presupuestarias expansivas para animar sus economías, acaban complicando su política monetaria y se ven 'antes que después' obligados a adoptar subidas de impuestos para hacer frente al aumento del gasto. Frente a las dificultades, el ministro insistió en la receta española: más reformas en los mercados de bienes y de servicios de los países con dificultades.

Malas noticias

Con ese análisis, Rato consideró que 'no es una buena noticia' que algunas economías europeas se enfrenten en este momento al aumento de la incertidumbre que, a su juicio, puede provocar el retraso hasta 2006 del objetivo de equilibrio presupuestario para Francia, Alemania, Italia y Portugal, tal y como ha propuesto esta semana el comisario español de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, Pedro Solbes.

En clave interna, y como contestación a quienes ponen en duda la realidad de los grandes números de la economía española, Rato subrayó que la oficina de estadísticas europea, Eurostat, 'ha certificado las cifras de 2001 del déficit público español'.

De cara a los próximos meses, destacó Rato, la clave de la recuperación será la reactivación del comercio internacional, que ya ha comenzado de forma leve, poniendo fin a un periodo de caída de dos años, algo que no sucedía en las últimas tres décadas. España, concluyó, seguirá convergiendo con Europa por séptimo año consecutivo.

En la misma línea optimista, el titular de Economía aseguró que España seguirá creciendo el próximo año por encima de la media de la UE y que este año 'puede ser que crezcamos el doble de la media de la UE'. Y todo ello pese a los nubarrones en la economía internacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de septiembre de 2002