Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acuerdo contra la plaga de mejillón cebra en la cuenca del Ebro

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) aprobó ayer firmar convenios con la Agencia Catalana del Agua para instalar zonas de desinfección de embarcaciones que sirvan para frenar la plaga del mejillón cebra, que se extiende de la desembocadura al pantano de Mequinenza. El presidente de la CHE, José Vicente Lacasa , reconoció que el objetivo es evitar que el molusco, que apareció el verano de 2001 en el embalse de Ribarroja, se extienda aguas arriba del Ebro o de los rios Cinca y Matarraña, donde ya se ha localizado. En un mes se publicarán las normas que deben seguir pescadores y deportistas para tratar sus embarcaciones.

Lacasa recordó que desde hace un año se realizan estudios para controlar una plaga que mata a la fauna y la flora autóctonas, daña tuberias e instalaciones y se propaga a gran velocidad. Aseguró que los centros de desinfección van a colocarse en puntos estratégicos de los ríos, aunque reconoció que no hay aún un sistema claro de financiación. Los centros servirían para lavar barcos y aperos de pesca con agua caliente y evitar el traslado de las larvas a otros cauces. Lacasa recordó que las competencias sobre la fauna corresponde a las comunidades autónomas y que la CHE sólo es competente en materia de navegación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 2002