Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Munar culpa a los inmigrantes de traer enfermedades a los colegios

La presidenta del Consell afirma que en Mallorca 'no caben todos'

María Antònia Munar, presidenta del Consell de Mallorca y líder de Unió Mallorquina, ha afirmado que con la llegada de inmigrantes a las escuelas se 'dan casos de enfermedades que antes no se tenían, como la tuberculosis y otras', y que a los padres de otros alumnos no les gusta que esos niños 'tengan los libros gratis'. Munar hizo esos comentarios el jueves por la noche en un acto de la Diada de Mallorca y, posteriormente, en la Cadena SER.

La presidenta del Consell insular afirmó que en Mallorca 'no caben todos'. Munar, que se considera nacionalista liberal, antepuso 'la calidad de vida' a la 'entrada masiva de inmigración'. En el discurso que pronunció en el acto institucional de la Diada de Mallorca, reclamó 'un techo de población' y el final 'de las puertas abiertas' a la inmigración laboral 'del sur', a la vez que propuso construir una red de campos de golf, nuevos hoteles de cinco estrellas y la ampliación de los puertos deportivos para atraer a más visitantes que incrementen el turismo de calidad y de lujo.

Munar, que con tres escaños de los 59 del Parlamento y 3 de los 33 que forman el Consell insular presta un apoyo fundamental al PSOE para sostener al Gobierno autonómico de izquierdas, declaró en la SER que por la presencia de inmigrantes en las escuelas se 'dan casos de enfermedades que antes no se tenían, como la tuberculosis y otras'. A eso añadió que a los padres no les gusta que los inmigrantes 'tengan los libros gratis'. Meses atrás, Munar se opuso a un plan de construcción de viviendas sociales por entender que se convertirían en núcleos de inmigrantes marginales.

La presidenta del Consell dijo en la celebración de la Diada de Mallorca, y ayer en posteriores declaraciones, que sus comentarios 'recogen los sentimientos de la gente'. 'Cuando hablamos de calidad de vida, hablamos de seguridad, de sanidad, de educación', y 'esto es contradictorio con la entrada masiva de inmigración. La calidad de vida es contradictoria con una política de puertas abiertas a todos los que quieran venir a vivir a Mallorca y la entrega de documentos sin ningún tipo de control'.

Munar se preguntó: '¿Hasta qué punto estamos dispuestos a sacrificar una parte de la calidad de vida que gozamos para mantener las puertas abiertas para que se establezcan en Mallorca todas las personas que lo deseen'. Unió Mallorquina, agregó, está por 'una política de acogida marcada por nosotros y desde aquí (...) a todos los que quepan sin poner en peligro nuestros objetivos de crecimiento económico y sin que quieran imponer sus costumbres y sus patrones culturales, para que no pongan en peligro las nuestras'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de septiembre de 2002