Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un barco de EE UU alertó de dos pateras que se hundían en el Estrecho

Salvamento Marítimo rescató a 95 magrebíes y subsaharianos indocumentados

Un buque de la Armada de Estados Unidos avistó ayer en aguas del Estrecho dos pateras con 95 inmigrantes a bordo que intentaban alcanzar la costa española, según informó el centro de Salvamento Marítimo en Tarifa. Según la Subdelegación del Gobierno de Cádiz, una de las lanchas neumáticas en la que viajaban parte de los inmigrantes se hundió nada más ser rescatados sus ocupantes por la embarcación de salvamento marítimo Salvamar Algeciras.

El contingente de inmigrantes localizado ayer a unas siete millas al suroeste de Punta Camarinal, en la costa de Cádiz, estaba formado por 62 subsaharianos, 16 de ellos mujeres, y 33 magrebíes.

El secretario provincial del PSOE de Cádiz, Francisco González Cabaña, coincidiendo con el nuevo contingente localizado en el Estrecho, calificó el incesante tráfico de pateras como un ejemplo 'evidente' del 'fracaso estrepitoso' del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE), implantado por el Gobierno en el Estrecho con la intención de controlar la inmigración desde las zonas de origen y tras una inversión superior a los 66 millones de euros, informa Fernando Pérez Monguió.

González Cabaña afirmó que el SIVE 'lo único' que ha provocado es el desvío de rutas de las pateras hacia zonas con menos vigilancia policial, como las costas de la comarca de la Janda, fundamentalmente las playas de Conil, Vejer, Barbate y Roche.

Para los socialistas gaditanos, este nuevo fenómeno obliga a los municipios de Barbate o Conil a prestar una asistencia inmediata a los inmigrantes para la que no están preparados. 'El SIVE ha creado un problema añadido. Entre todas las administraciones habíamos creado, con inversiones consensuadas, unas instalaciones dignas en Tarifa. Sin embargo, con el desvío de rutas, quedan en evidencia los sistemas de atención inmediata, dijo Cabaña. 'Ni Barbate ni Conil', añadió, 'tienen instalaciones y equipamientos necesarios para poder atender dignamente a las personas que, en muchos casos, llegan con problemas de salud'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de septiembre de 2002