Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa dice que la Constitución europea debe mencionar el papel del cristianismo

En vísperas de la reunión que mantendrán el lunes, en la villa sarda del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, siete jefes de Gobierno europeo del Partido Popular Europeo, el Papa volvió ayer a reclamar que la Carta Magna europea salvaguarde la identidad y el papel de la Iglesia. Una petición que será tenida muy en cuenta por buena parte de los invitados de Il Cavaliere, cuando se encierren en la villa La Certosa (La Cartuja) para analizar el borrador de Constitución que ya manejan.

Juan Pablo II ha hecho pública su preocupación porque la Carta Magna europea haga alguna referencia a las 'raíces cristianas' del Viejo Continente. Lo hizo en mayo pasado en Bulgaria, uno de los países aspirantes a formar parte de la UE y el mes pasado, en Polonia, subrayó la importancia de que este país imprima su toque profundamente católico a la Unión.

Karol Wojtyla hizo ayer un llamamiento rotundo, al recibir las cartas credenciales del nuevo embajador de Eslovenia ante la Santa Sede. 'Hay que reaccionar contra cualquier intento de excluir de la construcción de la nueva Europa la aportación del Cristianismo, porque ello restaría importantes energías al proceso de fundación ético-cultural de la convivencia civil del Continente', dijo el Papa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de septiembre de 2002