Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La zona mudéjar que se halla bajo el Patio de las Doncellas de Sevilla se encuentra en 'óptimo' estado

Un equipo de arqueólogos ha destacado el buen estado de conservación de la zona que se encuentra bajo el Patio de las Doncellas del Real Alcázar de Sevilla, del siglo XIV, un patio de crucero, de estilo mudéjar, en perfecto estado de conservación, cuya construcción fue encargada en 1366 por el rey Pedro I El Cruel.

El director conservador del Real Alcázar, José María Cabeza, explicó ayer que gracias al programa de excavaciones anual que realiza el Patronato de este monumento se ha detectado que el patio, del que se tenía constancia, se encuentra en óptima conservación. 'No hemos encontrado restos arqueológicos, sino elementos arquitectónicos', afirmó.

Cabeza explicó que existía constancia documental de este patio, emplazado en el Palacio del Rey Don Pedro, aunque no se conservan sus planos, y dijo que ahora se abre el 'debate' sobre qué hacer con el patio, si sellar de nuevo la excavación y conservar el Patio de las Doncellas o bien dejar al descubierto esta 'nueva dimensión arquitectónica'.

El conservador del Alcázar explicó que el patio de crucero, de estilo mudéjar, cuenta con un jardín con cuatro arriates, unos muros con arcos entrelazados 'magníficos' y una alberca que discurre por su eje, componiendo, de esta forma, una estructura similar a la del Patio de los Leones de la Alhambra de Granada.

Cabeza, que se mostró convencido de que el descubrimiento atraerá a la ciudad a arquitectos, arqueólogos y estudiosos del arte, indicó que los visitantes del Real Alcázar podrán observar este patio, aunque las obras están valladas, hasta noviembre, fecha en la que volverá a sellarse, pero con materiales más ligeros, tal y como establece el periodo de excavaciones del Patronato del Alcázar.

Posteriormente, habrá que decidir si se mantiene sellado o no, una disyuntiva en la que tendrán que pronunciarse, entre otras instituciones, la Comisión de Patrimonio de la Junta de Andalucía y la UNESCO, puesto que el Alcázar está declarado como Patrimonio de la Humanidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de septiembre de 2002