Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre denunciado varias veces por amenazas mata a su ex mujer en Valencia

El agresor empujó a su ex suegro y acuchilló a la víctima delante del hijo de 11 años

Un hombre de 48 años acabó ayer en Valencia con la vida de su ex esposa, de 45, al asestarle dos puñaladas en el tórax en presencia del hijo de ambos y de los padres de ella. Veinte minutos después el agresor se entregó a la policía y confesó el homicidio. Los hechos ocurrieron a las 7.45, en el número seis de la calle del Actor Vicente Parra de Valencia cuando el agresor, separado de su mujer desde hacía tres meses, se presentó en el antiguo domicilio con un cuchillo de cocina. La víctima había presentado numerosas denuncias contra su ex marido.

Un vecino relató a Europa Press que el homicida se presentó por la mañana en el domicilio de su ex mujer y llamó al timbre. Su antiguo suegro le abrió la puerta y el agresor, tras pegarle un empujón, se fue directamente hacia la mujer a la que acuchilló dos veces en el pecho. Según ese mismo testigo, tanto los padres de la fallecida como el hijo de la pareja, de 11 años, fueron testigos de los hechos. La presencia del menor no fue confirmada por la policía.

Acto seguido, el parricida se dirigió hacia un retén de la Policía Local en el distrito de Patraix. Allí se entregó a las 8.05. Según fuentes policiales, el homicida presentaba una herida en la mano, de la que fue atendido en comisaría, y tenía en su poder un cuchillo de cocina de 15 centímetros con el que supuestamente mató a su ex mujer. El agresor confesó los hechos a los policías, aunque les indicó que su ex mujer 'estaba también herida'. Cuando llegaron los agentes, la agredida ya había fallecido.

La víctima, según Europa Press, había presentado 11 denuncias contra su ex marido por amenazas y, según fuentes policiales, tenía miedo de él, razón por la cual sus padres dormían desde hacía tiempo en el domicilio de la fallecida.

Tras entregarse, el agresor fue trasladado para prestar declaración a las dependencias de la Jefatura Superior de la Policía Nacional.

Con ésta son ya nueve las mujeres fallecidas como consecuencia de la violencia doméstica en la Comunidad Valenciana en lo que va de año, cinco este verano.

La diputada del PSPV en las Cortes valencianas, Consuelo Catalá, pidió ayer al Gobierno valenciano y al delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, que se adopten 'medidas urgentes' para frenar la violencia doméstica, al tiempo que recordó la propuesta de su partido de crear una ley integral contra la violencia de género.

La portavoz de la Mujer del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes Valencianas, Mónica Lorente, rechazó de pleno la propuesta. 'Una ley punitiva específica referida a los malos tratos sería completamente ineficaz, porque es un delito ya contemplado en el Código Penal; el PSOE, cuando no sabe qué pedir al Gobierno, le pide una ley', dijo Lorente, quien remachó su crítica con la siguiente afirmación: 'El PSPV ha erosionado la familia valenciana durante los 13 años del Gobierno de Lerma, lo que ha provocado que aumenten los casos de violencia doméstica'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de agosto de 2002