Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno sigue sin definir la protección del horno de AHV después de tres años

El Gobierno vasco sigue sin concretar la protección del único horno alto que mantiene AHV (Altos Hornos de Vizcaya) en Sestao, declarado monumento en 1999. El Departamento de Cultura está pendiente de resolver un informe jurídico para decidir si acepta la cesión de esta instalación por parte de la empresa, ofrecida a finales de 2000.

La tardanza en resolver la protección del horno alto ha sido criticada por colectivos como la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial (AVPI), que ha acusado de 'desidia' a las instituciones.

El problema es definir el encargado del mantenimiento de este monumento, la única instalación de Altos Hornos de Vizcaya que no se ha demolido. La Acería Compacta de Bizkaia (ACB), empresa que sustituyó a AHV, argumenta que la conservación debe recaer en la Administración al tratarse de un bien común, mientras que Cultura se basa en la ley de patrimonio vasco, que encomienda esa labor a los propietarios.

La protección se extiende a un área de 2.800 metros cuadrados e incluye los elementos auxiliares del horno, que tiene 80 metros de altura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de agosto de 2002