Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa inicia hoy su noveno viaje a Polonia

Una Cracovia fría y lluviosa, según las previsiones meteorológicas, recibirá hoy a Juan Pablo II en su novena visita a Polonia. El avión que trasladará al Papa tiene previsto aterrizar a las 18.15 en el aeropuerto de la ciudad de la que fue arzobispo hasta el otoño de 1978, cuando fue elegido Papa.

La agenda de Juan Pablo II, en este nuevo viaje a su patria (el 98º de su pontificado), que se prolongará hasta el 19 de agosto, es apretada, aunque los desplazamientos fuera de Cracovia serán escasos. De acuerdo con el programa facilitado por el Vaticano, el Papa pronunciará seis discursos ante sus compatriotas que le darán ocasión de abordar la cuestión de la futura integración polaca en la Unión Europea (como ya hizo en su anterior visita a Polonia en junio de 1999) y mencionar nuevamente la importancia de que la Constitución Europea se refiera a las raíces cristianas del continente.

Las autoridades polacas han tomado medidas contra posibles riadas. El Papa tuvo ayer palabras de consuelo para las víctimas de las inundaciones en Centroeuropa durante el encuentro con los fieles con motivo de la fiesta de la Asunción, en el palacio de Castelgandolfo, a las afueras de Roma.

Fatigado

Karol Wojtyla, que apareció fatigado, mencionó también su viaje a Polonia, que tendrá como momento culminante, el sábado 17 de agosto, la ceremonia de dedicación a la Misericordia Divina del santuario de Lagiewniki (un barrio de Cracovia), recién construido junto al convento donde vivió sus últimos años la religiosa Faustina Kowalska (1905- 1938), canonizada por Wojtyla hace dos años. El Papa se ha declarado muy próximo espiritualmente a la polémica religiosa que anotaba en un diario sus supuestas visiones de Dios y de la Virgen. Por la tarde, Wojtyla recibirá al presidente polaco, Aleksander Kwasniewski, por séptima vez desde 1997, y a otras personalidades civiles polacas.

El Papa celebrará el domingo una misa en el parque de Blonie, a las afueras de Cracovia, en la que beatificará a tres sacerdotes y a una religiosa polacos. Esa tarde visitará de forma privada la catedral de Wawel y rezará ante la tumba de sus familiares en el cementerio de Cracovia. Antes de regresar a Roma, el Papa celebrará misa en el monasterio de Kalwaria Zebrzydowska, a 45 kilómetros de la ciudad, para conmemorar el 400º aniversario de su dedicación al Calvario y a la Virgen de los Dolores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de agosto de 2002