Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FINANCIAL TIMES | REVISTA DE PRENSA

Las pérdidas de Quam

La pregunta no era 'si' iba a ocurrir, sino 'cuándo'. Más pronto o más tarde, algunas de las empresas que pagaron miles de millones de euros por las licencias de telefonía móvil de tercera generación en Europa tendrían que admitir que nunca serían rentables. Telefónica y Sonera han sido las dos primeras compañías que así lo han admitido, pero no serán las últimas. Ambas empresas unieron sus fuerzas en 2000 para pagar 8.400 millones de euros por una de las tres licencias UMTS existentes en Alemania. El mercado de telefonía móvil alemán está dominado por dos grandes operadores, lo que haría duro para los demás competir allí. Para Telefónica y Sonera fue mucho más duro, ya que al ser operadores completamente nuevos tendrían que desembolsar fuertes inversiones en infraestructura y mercadotecnia.

Después de siete meses, Quam (su empresa alemana) tiene 200.000 clientes. La decisión de Telefónica de provisionar sus inversiones en UMTS fuera de España (...) produjo alegría en los inversores ante la perspectiva de volver por la senda del pago de dividendos, en suspenso desde 1998 para financiar la expansión europea. (...) Los operadores de telecomunicaciones han gastado más de 100.000 millones de euros en licencias de tercera generación en Europa. (...) Sin atisbos de obtener beneficios y sin probarse que exista demanda para los servicios de la UMTS, sólo los operadores titulares pueden esperar obtener beneficios. Esperamos que haya más provisiones de pérdidas y (...) una reducción del número de operadores en cada mercado hasta tres o cuatro.

Londres, 26 de julio

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de julio de 2002