Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifestación en Flix contra la contaminación del Ebro

Alrededor de mil personas se manifestaron ayer en Flix (Ribera d'Ebre) con el fin de pedir soluciones para la situación ecológica del río Ebro, cuyo caudal está bajo mínimos, infestado por el mejillón cebra y por algas, y amenazado por el trasvase de 1.050 hectómetros cúbicos previsto en el Plan Hidrológico Nacional (PHN). A la convocatoria, realizada por la Plataforma en Defensa de la Ribera d'Ebre, acudieron vecinos de Flix y del resto de las poblaciones de la Ribera, del Baix Ebre y del Montsià, además de representantes de Unió de Pagesos, de las comunidades de regantes de la zona y pescadores, entre otros. El Ayuntamiento de Flix, cuyo alcalde, Antoni Sabaté, dio la bienvenida pasadas las doce del mediodía, y el grupo Natura Freixe también participaron de la convocatoria, bajo el eslogan Lo riu té set, per un riu de qualitat.

La manifestación se inició en la plaza del Ayuntamiento y finalizó en el pas de barca de la localidad. Los asistentes arrojaron agua de sus botellines al río en un acto de denuncia del bajo caudal que lleva. 'En los últimos 12 meses el caudal no ha llegado a 6.000 hectómetros cúbicos, cuando las dimensiones del trasvase se fijaron con una media de 15.000 hectómetros', explica el portavoz de la plataforma, Ramon Roig.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de julio de 2002