Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana confirma a los sindicatos que el 'decretazo' no se retirará

El ministro mantiene su primera reunión con Fidalgo y Méndez

No hay marcha atrás en el decretazo. Éste fue el mensaje que lanzó ayer el ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, a los líderes de UGT, Cándido Méndez, y de CC OO, José María Fidalgo, en su primer encuentro desde que asumió el mando del ministerio. Los sindicatos valoraron la voluntad dialogante de Zaplana, pero certificaron que "el conflicto sigue abierto" mientras se mantenga la reforma del desempleo.

Se trataba del primer encuentro del ministro de Trabajo con los líderes sindicales ocho días después de que Aznar renovara su equipo de Gobierno.

Los sindicatos acudían con las expectativas muy bajas, convencidos de que no se alcanzaría ningún acuerdo en esa reunión. Pese a que el encuentro se demoró más de dos horas, no se produjeron acercamientos. "Las dificultades que nos acompañan son obvias; nadie podría pensar que fuéramos a variar esta situación", indicó Zaplana.

El ministro explicó que no hay alternativa posible a la reforma del desempleo que originó la huelga general del 20-J y que las únicas modificaciones que cabe esperar derivarán del trámite parlamentario. No obstante, Zaplana se mostró partidario de dialogar sobre otros asuntos con los sindicatos, en los que percibió "una gran responsabilidad".

Tanto Méndez como Fidalgo quisieron dejar claro que el diálogo social está, de momento, en quiebra, algo que también admitió Zaplana. Los líderes sindicales insisten en que debatir sobre otros asuntos no recompondrá la situación anterior al decretazo. El conflicto, aseguró Fidalgo, seguirá centrado en las medidas de reforma del paro y las dos organizaciones mantendrán las protestas previstas para septiembre.

Fidalgo y Méndez expresaron su temor a que el Gobierno decida cambiar las reglas de la negociación colectiva, que regula las relaciones entre empresas y trabajadores, en la segunda mitad del año. El Ejecutivo renunció el año pasado a este objetivo y, en su lugar, UGT, CC OO y la patronal CEOE llegaron a un acuerdo. Zaplana sostuvo rotundo que el Ministerio de Trabajo respetará los acuerdos de los agentes sociales, aunque no aclaró si el Ejecutivo estudia o no una reforma.

Tras el encuentro con Zaplana, Fidalgo y Méndez continuarán sus contactos con otros miembros del Gobierno. Con Javier Arenas, titular de Administraciones Públicas, se reunirán el próximo día 24, y con el ministro de Economía, Rodrigo Rato, esperan verse los últimos días del mes de julio. Rato fue el interlocutor designado por Aznar para retomar los contactos con las organizaciones sindicales tras la huelga general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de julio de 2002