_
_
_
_

Un matrimonio de Jaén denuncia a la Junta por retirarle la tutela de una hija

Una matrimonio de Jaén, Francisco H. y Laura G., presentó ayer en el juzgado de Villacarrillo una denuncia contra la Junta de Andalucía por secuestro, detención ilegal y denuncia falsa. La pareja ha acudido a la vía judicial después de que la Administración autonómica le haya retirado provisionalmente la tutela de su hija de nueve años ante la sospecha de que la niña ha sufrido malos tratos. El abogado de la familia, Francisco Herrera, aseguró ayer que los padres nunca han agredido a la niña ni a su hermano, de 10 años. La niña está declarada en desamparo y se encuentra internada en un centro de menores de La Carolina.

El caso comenzó el 1 de julio cuando los padres de la niña salieron, dejando a la pequeña a cargo de un familiar en la localidad en la que residen, Segura de la Sierra. La niña estaba jugando con unos patines, explicó el abogado, y cayó al suelo dándose un fuerte golpe. Cuando los padres llegaron, el accidente ya se había producido. Esa noche la madre observó a la pequeña y comprobó que un ojo se le estaba inflamando como consecuencia del golpe.

Más información
El Supremo niega a una mujer la devolución de su hija pese a aceptar que es la madre
Una madre sevillana pide a la Junta que le retire la tutela de su hijo drogadicto
El niño de El Royo sigue sin hogar
La Junta devuelve a sus padres a una niña de nueve años tras admitir que carece de pruebas de maltrato

La delegada de Asuntos Sociales, Simona Villar, que ha accedido a que los padres puedan visitar hoy a la niña durante media hora, ha señalado que hay dos informes médicos que señalan que la menor sufre 'lesiones muy graves' y que la Junta está 'cumpliendo el protocolo establecido en estos casos'. También ha afirmado que 'la investigación no se va a acelerar por la presión de los padres'.

La versión de la familia es que a la mañana siguiente decidieron trasladar a la menor al médico de cabecera, que recomendó el traslado a la localidad vecina de Orcera para que la viese un pediatra. En el centro de salud de este municipio recomendaron acudir al hospital San Juan de la Cruz de Úbeda, y desde éste se derivó el caso al Ciudad de Jaén, en la capital. El recorrido continuó por el hospital Reina Sofía de Córdoba, ya que tiene unidad maxilofacial de la que carece el hospital de Jaén.

La niña ingresó en Córdoba la noche del 2 de julio y fue atendida a la mañana siguiente por un oftalmólogo. La madre, según explicó ayer, vio que en el informe del especialista se aludía a un supuesto caso de malos tratos. El día 5, sobre las 12.30, cuando la niña no estaba en la habitación, la mujer fue detenida por tres policías que la llevaron a comisaría para que prestase declaración. El padre fue llamado a Córdoba y también prestó declaración. Luego conocieron la retirada provisional de la tutela de su hija.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_