CRISIS CON MARRUECOS

España exhibe ante Marruecos su poder militar y su determinación de defender Ceuta y Melilla

Un avión de reconocimiento del Ejército del Aire sobrevuela el ocupado islote de Perejil

Como indican los manuales de gestión de crisis, España respondió ayer a la ocupación marroquí del islote de Perejil con una exhibición de su poderío militar. La fragata Navarra atracó en Ceuta y las corbetas Cazadora e Infanta Elena en Melilla, con el objetivo expreso de 'reforzar la confianza' de las poblaciones españolas de las dos plazas. Cuatro helicópteros se sumaron a las guarniciones norteafricanas. Ésta es sólo la parte visible de un despliegue que incluye al menos un submarino y aviones de reconocimiento, así como multitud de unidades alertadas en la Península.

Más información

El Gobierno español quiere solucionar la crisis por medios diplomáticos, pero prepara su maquinaria militar por si se produjera una escalada. De momento, para mostrar el pabellón, dos corbetas de la 21 escuadrilla de escoltas, con base en Cartagena (Murcia), llegaron ayer a Melilla. El comandante de la Cazadora, Aurelio Matos, indicó que su propósito era 'reforzar la confianza de los melillense y [transmitirles] el apoyo del resto de sus compatriotas'. Ramón Godín, comandante de la Infanta Elena, reconoció que no saben cuánto tiempo permanecerán en la plaza norteafricana, donde tienen previsto realizar 'salidas al mar y ejercicios de adiestramiento' en aguas próximas, lo que incluye los peños de Alhucemas y Vélez de la Gomera y las islas Chafarinas, informa Toñy Ramos.

Ciñéndose al mismo guión, el comandante de la Navarra, Gonzalo Rodríguez Garat, explicó que su presencia en Ceuta, que se prolongará hasta que reciba nueva orden, responde al propósito de 'reforzar la confianza de la población y mostrarle el apoyo del Gobierno y el pueblo español'. La Navarra realizará prácticas de adiestramiento en el golfo de Cádiz y misiones 'de vigilancia' en torno al islote Perejil, informa Rocío Abad. La Navarra embarca 190 marineros, por un centenar de cada corbeta, y dispone de misiles antiaéreos y antibuque, así como lanzatorpedos y un cañón de 76/62 milímetros. A diferencia de las corbetas, lleva un helicóptero SH-60B Seahawk.

La presencia de buques de la Armada en Ceuta y Melilla no es un hecho extraordinario, pero sí lo es que lleguen sin que estuviera programado y con carácter indefinido.

También el Ejército de Tierra ha reforzado las guarniciones norteafricanas, con el envío de dos helicópteros de transporte Cougar a cada una de ellas, según anunció el ministro de Defensa, Federico Trillo-Figueroa, informa Isabel Salvador.

En cambio, no se ha informado oficialmente de la presencia en la zona de al menos un submarino de la clase Galerna, el Tramontana, con 60 tripulantes y cuatro tubos lanzatorpedos como armamento, que zarpó el viernes de Cartagena.

El Ejército del Aire participa en el despliegue con aviones de patrulla marítima P-3 Orion y otros de reconocimiento y guerra electrónica. A las 19.00 de ayer, según pudieron presenciar periodistas de EL PAÍS, un avión del Ejército del Aire español realizó dos pasadas a baja altura sobre el islote de Perejil, informa Santiago Fuertes.

Con toda probabilidad, se trataba de avión de reconocimiento fotográfico Cessna C-550 Citation V, que tomaba imágenes del destacamento marroquí que ha ocupado el islote.En la Península, las Fuerzas Armadas mantienen en alerta numerosas unidades, especialmente helicópteros, buques y tropas de operaciones especiales.

La Guarcia Civil sumó el viernes una segunda patrullera tipo Rodman a la vigilancia de Perejil, en la que participan dos embarcaciones de la Armada. Por parte de Rabat, también hay una patrullera, al parecer una Osprey de 55 metros de eslora con un cañón Bofors de 40 milímetros, aunque durante el día de ayer coincidieron dos buques marroquíes en la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de julio de 2002.

Lo más visto en...

Top 50