Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El SCH nombra hoy a Abelló, Matutes y De la Dehesa nuevos consejeros

Manuel Soto presidirá la Comisión de Auditoría del banco dirigido por Emilio Botín

Emilio Botín propondrá hoy a la junta general de accionistas del Santander Central Hispano el nombramiento como consejeros independientes del financiero Juan Abelló, del ex secretario de Estado Guillermo de la Dehesa y del ex ministro Abel Matutes. Los tres consejeros se encuadran en el intento del banco de potenciar el código de buen gobierno con consejeros independientes. El consejero Manuel Soto, ex presidente de Arthur Andersen, por otra parte, presidirá la Comisión de Auditoría y probablemente ocupe una vicepresidencia en el grupo bancario.

El intento de Emilio Botín de tener un consejo de administración en el banco que preside con miembros independientes se concretará hoy con la incorporación de tres personas procedentes del mundo político, empresarial y académico: el financiero Juan Abelló, presidente de Torreal; el ex secretario de Estado de Economía y consejero del Banco Pastor, Guillermo de la Dehesa y el ex ministro de Asuntos Exteriores Abel Matutes.

Abel Matutes, ex ministro, ex comisario europeo y empresario, es además un hombre ligado a la banca por su presencia en el consejo del San Paolo-IMI. Este banco está ligado accionarialmente con el Santander Central Hispano.

Juan Abelló, por su parte, es un hombre ligado al mundo de la empresa desde la empresa Laboratorios Abelló que fundara su padre. Abelló, que ahora encauza sus participaciones a través del Grupo Torreal, también tuvo conexiones con el mundo bancario cuando a finales de los años ochenta entró en Banesto junto a Mario Conde. El nuevo consejero del SCH llegó a ser entonces vicepresidente de Banesto. Posteriormente, se desligó totalmente de Mario Conde, quien por sus actuaciones al frente de ese banco fue procesado y condenado.

El tercer nuevo consejero, Guillermo de la Dehesa es un abogado y economista que también estuvo ligado a la política como secretario de Estado de Economía y de Comercio con el Gobierno socialista. Posteriormente fue consejero delegado del Banco Pastor, banco del que en estos momentos es consejero. También es asesor del banco de negocios Goldman Sachs.

Los tres formarán parte del grupo de consejeros independientes que quiere potenciar Emilio Botín. Este intento se plasmará con el reforzamiento de las comisiones de auditoría y de retribuciones. Al frente de la comisión de auditoría estará Manuel Soto, ex presidente de Arthur Andersen, y que entró en el consejo del banco cuando se fusionaron Santander y Central Hispano a propuesta de Emilio Botín. La citada comisión de auditoría estará compuesta únicamente por consejeros independientes, quedando fuera de ella los consejeros ejecutivos. Tras los nombramientos está la voluntad del presidente de la entidad, Emilio Botín, que quiere dar un vuelco a su consejo y vaciar de contenido las críticas que ha recibido por parte de analistas e inversores institucionales por lo que a su juicio es un excesivo peso en la entidad de familiares del presidente (cuatro), ejecutivos de la entidad (seis) y representantes de otras entidades (tres) en un consejo que hasta hoy constaba de 18 miembros. Con los nombramientos quedaría suavizada esa imagen de excesivo presidencialismo en el SCH.

El plan de Botín respecto al consejo no se ha diseñado en el vacío. Se apoya en los códigos de buen gobierno comúnmente aceptados en las economías más desarrolladas. Entre ellos, figura el que prepara la Bolsa de Nueva York (NYSE), que será de obligado cumplimiento para las compañías estadounidenses cotizadas y, posiblemente, para aquellas que quieran estar presentes en aquel mercado, como es el caso del SCH.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de junio de 2002