Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:'El empleo del tiempo' | ESTRENOS

Laurent Cantet indaga en la desesperanza que provoca el paro

El realizador francés estrena 'El empleo del tiempo'.

El cineasta Laurent Cantet continúa abordando en El empleo del tiempo, su segunda película, que se estrena hoy en España, cuestiones sociales e indaga en la desesperanza del ser humano cuando pierde su puesto de trabajo. La película ganó el León de Oro en el Festival de Venecia 2001 y fue galardonada, junto a Salvajes, de Carlos Molinero, con el Premio Altadis de nuevos directores, galardón que distingue a realizadores noveles franceses y españoles con el propósito de fomentar la distribución de sus películas en ambos países.

Laurent Cantet cuenta en El empleo del tiempo la historia de un hombre, Vincent (Aurélien Recoing) que se inventa una vida profesional para no defraudar ni traicionar a sus seres queridos. La necesidad de liberarse lleva al protagonista a crearse una doble vida porque mientras desea huir de su vida profesional quiere mantener intacta su vida emocional.

Esta situación obliga a Vicent a inventarse un trabajo en Suiza y lograr el dinero mediante métodos oscuros.

El empleo del tiempo, según aseguró Cantet durante su estancia esta semana en Madrid junto a Aurélien Reoing, 'no es militante ni social, habla de cuestiones existenciales y aborda temas que preocupan al individuo'. Asegura que en su próximo filme seguirá preocupándose por temas que afecten al ser humano. 'El mundo laboral en mis películas ha tenido tanto peso porque vivimos en una civilización en la que el trabajo es una religión y el hombre necesita pensar que la actividad salarial no es el centro de la vida'. Cantet considera que El empleo del tiempo es una continuación de Recursos humanos, su primera película.

El estreno de El empleo del tiempo coincide con la Semana de Cine Hispano Francés, que se celebrará entre el 24 y el 30 de junio en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En este ciclo se exhibirán películas como Violetas imperiales, de Richard Pottier, interpretada por Carmen Sevilla; Españolas en París, de Roberto Bodegas; Tamaño natural, de Luis G. Berlanga, y Nunca pasa nada, de Juan Antonio Bardem.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de junio de 2002