Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las enfermeras barajan iniciar una huelga indefinida si Osakidetza no accede a negociar el complemento

El sindicato de enfermería (Satse) baraja iniciar una huelga indefinida si Osakidetza persiste en su negativa de negociar un complemento específico 'justo' -este plus se basa en la cualificación técnica, penosidad, peligrosidad y dedicación especial- para las 6.000 enfermeras. El Satse y el Servicio Vasco de Salud hicieron ayer lecturas muy diferentes del seguimiento de la jornada de paro. El sindicato lo cifró en el 80% en los hospitales y del 60% en la atención extrahospitalaria. Para Osakidetza, en cambio, las huelguistas no alcanzaron el 19% de la plantilla.

El secretario del Satse en Euskadi, José Antonio Leniz, explicó que la disparidad de estas cifras se debe a que un número significativo de enfermeras partidarias de la huelga fueron obligadas a trabajar en los servicios mínimos. La plantilla de enfermeras de ayer era la equivalente a la de un festivo. Leniz detalló que el sindicato contabiliza entre las huelguistas a quienes apoyaron el paro pero no tenían posibilidad de sumarse a él por estar incluidas a los servicios mínimos; Osakidetza, en cambio, no. Leniz aseguró que tal y como Osakidetza hace las cuentas, y dado que es un servicio esencial, 'en Sanidad nunca habría posibilidad de tener un seguimiento superior al 25% en una huelga'.

Osakidetza insistió en rechazar que el complemento específico de las enfermeras sea discriminatorio. No obstante, el Servicio Vasco de Salud se ha comprometido a abordar el complemento en la mesa sectorial a partir del día 20 y a tener reuniones bilaterales antes para desbrozar el camino, según Leniz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de junio de 2002