_
_
_
_

El nuevo síndico mayor queda en minoría en la primera votación

La situación en la Sindicatura de Cuentas, el órgano fiscalizador de las administraciones públicas de Cataluña, dista mucho de haberse pacificado tras la intervención del Parlament y la imposición de Marià Nicolàs como síndico mayor tras 15 meses de bloqueo. El pasado miércoles, en la primera sesión tras la elección de Nicolàs, el nuevo síndico se llevó el primer traspiés. El pleno del organismo apartó de la comisión de gobierno a Xavier Vela, su principal mentor y hasta ahora síndico mayor en funciones, y eligió a dos de los rivales más enconados del nuevo síndico mayor: Montserrat de Vehí y Manuel Barrado.

La comisión de gobierno la integran el síndico mayor y otros dos miembros elegidos por el pleno y tiene entre sus funciones la distribución de tareas entre los síndicos, la autorización de los gastos de la institución y la potestad disciplinaria. Pero tiene una importancia adicional: el más veterano de sus miembros se convierte automáticamente en síndico mayor en funciones en caso de renuncia de la máxima autoridad.

Vela fue durante 15 meses síndico mayor en funciones por su pertenencia a la comisión de gobierno, de la que ahora ha sido apartado. En el caso hipotético de que Nicolàs renunciara lo sustituiría ahora Manuel Barrado, avalado en su día por el PP.

La votación del miércoles puso en evidencia que Nicolàs sigue en minoría dentro del organismo, a pesar de ejercer de síndico mayor por imposición del Parlament. Fuentes del organismo explicaron que De Vehí obtuvo seis sufragios -sobre un máximo de siete, puesto que cada síndico podía votar a dos candidatos-, Barrado cuatro y Vela sólo tres.

Nicolàs tendrá que defender próximamente en el Parlament su informe sobre el caso Pallerols, que ha sido muy criticado por la oposición de izquierdas e incluso por el PP. El síndico mayor se responsabilizó de analizar la parte de los fondos de formación para parados gestionados por Trabajo, pero eludió investigar directamente al departamento. El Parlament debatirá el informe antes de 10 días.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_