Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar critica al Supremo por no incriminar a Otegi

El ministro de Justicia cree ahora más necesaria la Ley de Partidos para ilegalizar a Batasuna

El presidente del Gobierno, José María Aznar, y el ministro de Justicia, Ángel Acebes, cuestionaron ayer abiertamente el auto de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo que archiva la querella de la fiscalía contra el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, por vitorear a ETA en territorio extranjero. Primero Acebes, desde el habitual 'respeto y acatamiento' a las resoluciones judiciales, emplazó a los tres magistrados de esta sala a 'coger y leer' el nuevo Código Penal para que vean que está regulado con 'absoluta nitidez' que quien enaltece o justifica el terrorismo está cometiendo 'un delito de terrorismo'. Desde Pratica di Mare (Italia), Aznar preguntó: '¿Cómo puedo explicar yo a una víctima del terrorismo que la ley establece como delito la exaltación del terrorismo y que luego una interpretación judicial lo considere un delito de opinión?'.

El ministro de Justicia, Ángel Acebes, arremetió de forma evidente contra el auto del Tribunal Supremo que rechaza incriminar al parlamentario vasco Arnaldo Otegi por considerar que gritar '¡viva ETA!' no es delito de terrorismo, sino delito de opinión, y que en este caso, además, no se puede actuar porque las declaraciones se hicieron fuera de España (en un mitin, el 30 de marzo pasado, en San Juan de Luz, Francia).

Acebes formalizó primero el ya clásico 'respeto y acatamiento' a todas las decisiones judiciales, pera acto seguido reprochó a la Sala Penal, bien que de manera indirecta, que no haya asumido su 'responsabilidad', como sí lo han hecho, dijo, el Gobierno y el Parlamento. El Ejecutivo, con su propuesta de modificar el delito de 'enaltecer' el terrorismo, y las Cámaras, al aprobar la propuesta con el respaldo del 94% de los parlamentarios. Según Acebes, basta 'coger y leer' el nuevo Código Penal para comprender 'con absoluta claridad y nitidez' que no existe ninguna otra posibilidad de interpretación: la apología de terrorismo es delito de terrorismo.

El ministro y su equipo se mostraron muy molestos con el auto que echa por tierra la querella del fiscal contra Otegi, por más que Acebes se negó varias veces a interpretar o valorar directamente el comportamiento de la Sala de los Penal. Sin embargo, Acebes lo hizo indirectamente al subrayar que el cambio legislativo impulsado por Justicia fue adecuado; que él sigue 'opinando exactamente igual'; que 'lo volvería a hacer igual, de la misma manera', y que 'en Derecho hay cosas que pueden ser discutibles' pero no que este supuesto está claramente recogido como delito de terrorismo en el revisado Código Penal.

'Así lo piensan también la mayoría de los ciudadanos', comentó con intención de apuntarse el tanto de la demanda social frente a 'esos homenajes, esos vivas a ETA'. 'Pero luego, la aplicación concreta en cada supuesto concreto y con los requisitos de cada momento, es algo que le corresponde a los tribunales', apostilló.

'Yo puedo dar cuenta de nuestras responsabilidades, no de las de los demás', prosiguió Acebes en la misma línea, negándose a considerar como 'un revés o un fracaso' su actuación apremiando a la Fiscalía General del Estado a querellarse contra Otegi.

En otro momento, Acebes descartó que este varapalo pueda entorpecer la ilegalización de Batasuna mediante la Ley de Partidos Políticos. Al contrario, se armó de razones para plantear que, tras la actuación del Supremo, la Ley de Partidos trazará la 'vía democrático constitucional' para intentar deslegalizar 'a los que atenten contra los principios esenciales de la democracia'. De ese modo, aprovechó para rebatir las tesis expuestas por algunos partidos críticos con la nueva ley y que argumentan que ya hay instrumentos suficientes en el Código Penal para actuar contra ETA y su entorno.

Poco después, José María Aznar ampliaba la queja del Gobierno. En la base aérea italiana de Pratica di Mare, a 30 kilómetros de Roma, donde asistía a la reunión OTAN-Rusia, el presidente del Gobierno también empezó asegurando que nunca comenta sentencias judiciales, pero acabó significando que en este caso, aunque 'respeta' la decisión, no la puede 'compartir'. Aznar señaló que él ya era consciente de que 'es muy difícil la lucha contra el terrorismo; más de lo que algunos se piensan, en todos los sentidos', pero que ahora se pregunta: '¿Cómo puedo explicar esto a una víctima del terrorismo? ¿Cómo puedo explicarle que la legislación española establece como delito de terrorismo la apología de terrorismo, la exaltación del terrorismo y, sin embargo, ahora hay una decisión judicial que, ante un caso de este tipo, señala que no es un delito de terrorismo sino un delito de opinión?' 'Me costará mucho explicarlo', se respondió. 'Pienso en la víctimas, es en lo que pienso'.

Por el contrario, el Gobierno vasco y el PNV mostraron su satisfacción con el auto del Supremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de mayo de 2002