Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cardenal de Boston admite haberse desentendido del escándalo de pederastia

El cardenal Bernard Law reconoció durante un interrogatorio bajo juramento ante un juez de Boston que delegó en subordinados la resolución del problema planteado por John Geoghan, un sacerdote de su diócesis que desde 1984 fue acusado de abusar sexualmente de menores. Law se desentendió del asunto, pese a que uno de sus obispos le escribió para pedir que Geoghan fuera apartado del ministerio eclesiástico. El sacerdote fue simplemente trasladado a otra parroquia. Una demanda presentada por 86 presuntas víctimas de Geoghan exige ahora una indemnización multimillonaria a la Iglesia católica.

Según la transcripción del interrogatorio, obtenida por The New York Times, Law alegó que la Iglesia había confiado en el asesoramiento de dos médicos, que ratificaron la fiabilidad psicológica del sacerdote, antes de optar por mantener en ejercicio a Geoghan. Los abogados demandantes revelaron que uno de los asesores clínicos era el médico de cabecera de Geoghan, y el otro era un psiquiatra que también fue acusado de pederastia y tuvo que pagar compensación económica a un joven paciente que le demandó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de mayo de 2002