Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujals dirigirá el Institut Ramon Llull Miquel

Batllori, Martí de Riquer y Antoni Tàpies, en el consejo rector

En la reserva parlamentaria desde 1999, Joan Maria Pujals regresa a la nómina de altos cargos con relevancia política de la Administración catalana tras su designación, ayer, como director del Institut Ramon Llull. El nombramiento es fruto del consenso entre los gobiernos de Cataluña y Baleares, instituciones que han impulsado la creación del instituto como órgano de promoción de la lengua y la cultura catalana en el mundo, empeño al que se ha sumado la Administración central a través del Instituto Cervantes. Veintiuna personalidades de la cultura catalana, entre las que figuran Miquel Batllori, Martí de Riquer y Antoni Tàpies, formarán parte del patronato rector de la nueva institución.

La designación de Pujals como director del Institut Ramon Llull se produjo en el curso de la reunión constitutiva del consejo de dirección de la entidad, celebrada ayer en Barcelona. Ya en este primer encuentro se encomendó al director la redacción del primer presupuesto de la entidad, que rondará los cuatro millones de euros (700 millones de pesetas) para este año, y las gestiones necesarias para su puesta en marcha -la elaboración de la plantilla, entre otras-. El Llull dispondrá, inicialmente, de dos sedes: una en Barcelona, en el edificio que ocupa los números del 279 al 283 de la calle de la Diputació, y otra en Palma de Mallorca, en Capità Salom, 29.

Pujals se estrenará públicamente la próxima semana en Italia, ya que ayer recibió el encargo de coordinar las actuaciones de apoyo a la participación de Cataluña en la Feria Internacional del Libro de Turín y la presencia de la cultura balear en Roma con un extenso programa de actividades que se prolongará durante todo el mes de mayo.

Filólogo y escritor, diplomado en alta dirección de empresas por el IESE y técnico superior de la Administración pública, Pujals ha desarrollado una intensa actividad política desde 1983, cuando fue elegido alcalde de Vila-seca i Salou. En 1988 accedió a la presidencia de la Diputación de Tarragona y en 1992 se incorporó al Gobierno catalán como consejero de Enseñanza. Cuatro años después, con la aureola de ser considerado el delfín de Pujol, asumió la titularidad del Departamento de Cultura, cargo del que fue relevado en noviembre de 1999 por su actual titular, Jordi Vilajoana, tras la fuerte polémica desatada por la nueva ley de política lingüística y el decreto sobre el doblaje de películas al catalán, fuertemente contestado por las majors, que acabaron ganando la batalla. Desde entonces ha permanecido en su escaño del Parlament, institución a la que pertenece desde 1992 y que abandonará próximamente para ocuparse en exclusiva del Institut Ramon Llull.

El consejo de dirección del Ramon Llull, que en función de la alternancia prevista en los estatutos de la nueva entidad preside este año Damià Pons, consejero de Educación y Cultura del Gobierno balear, está integrado, además, por el consejero de Cultura de Cataluña, Jordi Vilajoana; los directores generales de Política Lingüística, Promoción Cultural y Universidades de las dos administraciones, Lluís Jou, Joan Melià, Vicenç Llorca, Pere Muñoz, Antoni Giró y Martí March, respectivamente; el director de la Institució de les Lletres Catalanes, Francesc Parcerisas; los directores de los consorcios catalán y balear para el fomento y promoción de la lengua, Oriol Pi y Antoni Sansó, y el diputado al Parlament por el PP Francesc Vendrell en representación del Instituto Cervantes.

Los integrantes del consejo de dirección, en su reunión constitutiva, fueron informados del acuerdo alcanzado por los gobiernos catalán y balear sobre la identidad de las 21 personalidades que integrarán el consejo rector del instituto, que, en el mismo orden alfabético que guarda la relación difundida ayer, son los siguientes: el lingüista y ex rector de la Universidad de Barcelona Antoni Maria Badia i Margarit; el teólogo e historiador Miquel Batllori; el dramaturgo y director teatral Sergi Belbel; el cineasta Josep Joan Bigas Luna; la cantautora Maria del Mar Bonet; el experto en Llull Anthony Bonner; el tenor Josep Carreras; el escritor Pere Gimferrer; el lingüista Isidor Marí; el historiador y director de las Publicacions de l'Abadia de Montserrat, Josep Massot; el escritor y antropólogo valenciano Joan Francesc Mira; el catedrático y crítico literario Joaquim Molas; el escritor y periodista Baltasar Porcel; la escritora Carme Riera; el medievalista Martí de Riquer; el filósofo Xavier Rubert de Ventós; el lingüista Sebastià Serrano; el pintor Antoni Tàpies; el historiador Josep Termes; el escritor y pedagogo Joan Triadú, y la directora del Centro de Estudios Catalanes de París y profesora de la Sorbona, Marie Claire Zimmeman.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de mayo de 2002